Referencial Shutterstock
  • Mundo

"Lo amaba, nunca lo perdonaré": el crudo relato de madre agredida brutalmente por su hijo

  • Por Meganoticias

Horas de terror fueron las que vivió Helen Smith, de 44 años, quien aseguró que pensó "que iba a morir" cuando su hijo la agredió y la mantuvo prisionera en marzo del año 2020.

La mujer señaló que hasta el día de hoy tiene secuelas producto de este brutal acto cometido por parte de Sean, de 23 años, en Inglaterra.

Más de un año después, la víctima accedió a contar detalles sobre los duros momentos que vivió, con el objetivo de generar conciencia sobre la violencia intrafamiliar, consigna TN.

El relato de Helen

Helen contó que todo empezó cuando su hijo le pidió un tenedor, lo que derivó en algo que jamás pensó que ocurriría.

"Estaba junto a la cocina, así que le pregunté por qué no podía conseguirlo él mismo. Él refunfuñó, fui a la cocina a buscarle uno", dijo.

La mujer prosiguió con el crudo relato: "Cuando abrí el cajón, Sean me dio un puñetazo en la cabeza y caí al suelo. Horrorizada, le pregunté qué hacía. Comenzó a darme bofetadas y puñetazos en el costado de mi cabeza. Sean luego tomó dos cuchillos de cocina y gritó que era mi culpa que hubiera ido a prisión".

Tras esto, el hombre tuvo atrapada a su madre en la cocina por alrededor de ocho horas y solo paró de agredirla a eso de las 05:00 de la madrugada, cuando se quedó dormido.

"Amaba a mi hijo, nunca lo perdonaré"

"Lamentablemente, la gente piensa que la violencia doméstica solo ocurre en las relaciones y los matrimonios. Pero también puede ocurrir a manos de los hijos", comentó Helen.

Consternada aún por el suceso, la mujer manifestó que "amaba a mi hijo y nunca pensé que me lastimaría así. Nunca lo perdonaré".

Infancia y adolescencia del agresor

Sin embargo, la madre del agresor reveló que su extraño comportamiento comenzó a notarse cuando él era más pequeño.

"No dejaba de pensar que lo superaría con la edad. Pero a medida que crecía, estaba permanentemente enojado", comentó.

Asimismo, expresó que "Sean me mordía, me escupía y me arrojaba cosas. Se puso tan mal que cuando tenía tres años, lo envié a clases de manejo de la ira. Fue horrible y realmente luché".

Ya en la adolescencia, Helen contó otro episodio similar, esta vez con la presencia de una novia que tenía Sean en ese entonces, con quien tuvo una discusión.

"Me apresuré a entrar y me paré entre ellos, traté de poner paños fríos y terminar la discusión. De repente, Sean me tiró sobre la mesa de café y me golpeé la cabeza en la esquina. Me desmayé", concluyó.

Si eres víctima o testigo de violencia hacia la mujer el fono de orientación dispuesto por el @minmujeryeg es el 1455. El número se puede marcar tanto en teléfono fijo como en el celular y desde ahí brindan orientación para ayudar a víctimas de maltrato o te guían con los mecanismos para realizar una denuncia.