Gobierno libanés renuncia como consecuencia del descontento social tras las explosiones en Beirut AFP

Gobierno libanés renuncia como consecuencia del descontento social tras las explosiones en Beirut

  • Por Meganoticias-AFP

¿Qué pasó?

Este lunes el primer ministro libanés, Hassan Diabanunció la dimisión de su gobierno, tras el descontento social provocado por la violenta explosión del pasado martes en el puerto de Beirut.

Renuncia del gobierno

El jefe del gobierno, que se presenta como independiente, culpó a la clase política tradicional de su fracaso, arremetiendo contra la "corrupción" que llevó a este "terremoto que golpeó al país". "Hoy, anuncio la dimisión de este gobierno", dijo en un discurso televisado dirigido a los libaneses.

Tras las explosiones que dejan hasta ahora más de 200 fallecidos, 6.000 heridos y decenas de desaparecidos, la población se volcó a las calles para protestar contra la clase dirigente del país a quienes acusan de negligencia y corrupción. 

Tras los violentos enfrentamientos de los ciudadanos con la policía en las manifestaciones del sábado y domingo, cuatro ministros habían presentado su renuncia. Se trataba de los ministros de Finanzas, Justicia, Informaciones y Medio Ambiente, lo que dejaba muy debilitado al gobierno de Diab.

"Deben rendir cuentas"

A pesar de las renuncias, la población exige que la clase política del país dé la cara y explique por qué se almacenaban más de 2.000 toneladas de nitrato de amonio en la capital libanesa.

"Las dimisiones de ministros no son suficientes. Deben rendir cuentas", asegura Michelle, una joven manifestante que perdió una amiga por la explosión a la agencia AFP. "Queremos un tribunal internacional que nos diga los motivos de su muerte, ya que ellos (autoridades libanesas) quieren disimular lo que sucedió".

Ante esto, el propio presidente del país, Michel Aoun, rechazó el viernes una investigación internacional, indicando que solo iba a diluir la verdad.

A pesar de todo, la dimisión del gobierno no detendrá el descontento social en El Líbano, país que desde octubre pasado registraba protestas contra la corrupción gubernamental. Descontento social que se agudizó con la crisis económica derivada del coronavirus y que se suman a las protestas por las explosiones en el puerto de Beirut.

Leer más de