Foto AFP

"Lo que pasó fue catastrófico": Chileno en el Líbano cuenta cómo vivió la enorme explosión en Beirut

  • Por Meganoticias-AFP

¿Qué pasó?

La tarde de este martes, una enorme explosión se generó en el puerto de Beirut, la capital del Líbano, dejando a más de 100 personas fallecidas y miles de heridos por el enorme impacto que generó.

Fue una terrible ola expansiva que además provocó graves daños materiales en la zona, donde vidrios, techos, locales y hasta autos, quedaron completamente destruidos.

"Catastrófico"

En un contacto realizado con Dany El Khoury Hard, periodista chileno que reside en el Líbano, contó a Meganoticias Conecta que al principio se sintió como un fuerte terremoto: “Lo que pasó fue catastrófico”. 

Yo estaba manejando mi auto, estaba regresando del trabajo a casa y comencé a escuchar a la gente gritando. Me paré a la derecha y bajé para ver lo que pasaba. Escuché a la gente decir ‘explosión, explosión, explosión’, miré al cielo y había una nube blanca que no dejaba ver el Sol”, explicó Dany.

Sin entender lo que estaba ocurriendo, el periodista llegó rápidamente a su casa para ponerse al tanto de la magnitud de la explosión que había sacudido la capital libanesa. 

¿Podría tratarse de un acto terrorista?

Con respecto a esta hipótesis, Dany aseguró que es una posibilidad que se maneja: “Están diciendo eso porque habían aviones israelíes en la región, que los aviones israelíes largaron una bomba en el depósito de fuegos artificiales, porque el incendio fue muy grande”, aseguró.

Es una hipótesis que hasta ahora no se ha confirmado, sin embargo, las investigaciones siguen activas para deducir las causas que generaron este terrible hecho, que también afecta gravemente la economía del puerto.

Duelo nacional tras la explosión

El panorama de este miércoles sigue siendo desolador: Los contenedores parecen latas de conserva retorcidas, los coches están calcinados, el suelo, alfombrado de maletas y papeles que salieron disparados de las oficinas cercanas. 

Socorristas, con la ayuda de agentes de seguridad, buscaron durante toda la noche a supervivientes o cadáveres atrapados bajo los escombros. Las operaciones continúan.

La explosión hizo saltar por los aires las ventanas de las casas en la mayoría de los barrios de Beirut y de su periferia, y las calles de la ciudad permanecen llenas de cristales rotos y escombros.

En lo que respecta a los hospitales de la capital, ya no solo luchan por superar la pandemia del coronavirus, sino también, por curar a los miles de heridos que dejó esta feroz explosión. 

Tras lo ocurrido, el primer ministro, Hasan Diab, decretó para este miércoles un día de duelo nacional y prometió que los responsables "rendirán cuentas". 

"Es inadmisible que un cargamento de nitrato de amonio, estimado en 2.750 toneladas, se halle desde hace seis años en un almacén, sin medidas de precaución. Esto es inaceptable y no podemos permanecer en silencio", declaró el primer ministro ante el Consejo Superior de Defensa, según un portavoz.

Ayuda internacional para el Líbano

Muchos países propusieron ayuda al Líbano, sobre todo Francia, que envió el miércoles varias toneladas de material sanitario. 

El presidente Emmanuel Macron viajará a Líbano el jueves para "reunirse con todos los actores políticos", anunció la presidencia francesa a la AFP.

Estados Unidos también ofreció ayuda, al igual que Alemania, que cuenta con miembros del personal de su embajada en Beirut entre los heridos. 

Países del Golfo, algunos de los cuales mantienen estrechas relaciones diplomáticas y económicas con Líbano, también ofrecieron su ayuda de inmediato.

Irán, muy influyente en el país a través del movimiento chiita Hezbolá, ofreció una "ayuda médica", indicó en un comunicado su presidente Hasan Rohani.

E incluso Israel ofreció "ayuda humanitaria y médica" a su vecino libanés, con el que se halla todavía técnicamente en guerra.

Leer más de