Foto Twitter
  • Mundo

"Nunca habrá un veredicto": Sacerdote argentino muere antes de ser enjuiciado por abuso sexual

  • Por Meganoticias

El sacerdote argentino, Eduardo Lorenzo (60), se quitó la vida luego de recibir una orden de detención por el delito de “abuso sexual con acceso carnal agravado” a menores de edad y corrupción, así lo confirmaron medios argentinos la tarde de este martes.

Tras conocer que iba a ser detenido y encarcelado, Lorenzo empuñó una pistola y se disparó en la cabeza. Su cuerpo fue encontrado horas más tarde, en las dependencias de Cáritas en La Plata (Argentina), lugar donde se alojaba.

“Fue encontrado tendido en el suelo, con posibles manchas hemáticas (de sangre) y, a un costado, un arma de fuego”, informaron autoridades policiales al medio argentino Infobae.

Según las pericias psicológicas forenses que constan en la causa, Lorenzo presentaba "rasgos psicopáticos, perversos, narcisistas y obsesivos".

Abusos sexuales

Lorenzo cometió los presuntos abusos a menores de edad, entre los años 1990 y 2001. La primera denuncia que hicieron en su contra fue en el año 2008; sin embargo, la fiscalía de La Plata decidió no proceder en el caso porque no “existían pruebas suficientes”.

Pasaron casi 10 años y aunque el abogado del sacerdote, pidió que el sumario jurídico fuera suspendido, el caso se retomó tras aparecer nuevas denuncias por parte de dos hombres que dieron detalles sobre los “juegos sexuales” que Eduardo Lorenzo organizaba con monaguillos de entre 13 y 16 años de edad.

En ese momento el sacerdote no pudo ser detenido porque su defensa presentó un recurso para eximirlo de prisión y aunque la jueza del caso, Marcela Garmendia, lo rechazó, la orden no podía efectuarse hasta que quedara oficialmente emitida.

Arzobispo de la Plata se pronunció tras el suicidio de Lorenzo

La tarde de este martes, el arzobispo de la ciudad de La Plata, Víctor Manuel Fernández, se refirió al suicidio de Lorenzo destacando que atravesó semanas difíciles: "Se quitó la vida después de largos meses de enorme tensión y sufrimiento”, afirmó Fernández a Infobae

Durante su intervención, Fernández aprovechó de dejar un mensaje a los feligreses: "Hay que unirnos en oración por él, para que el Dios de la vida lo reciba en el amor infinito”. Sin embargo, muchos repudiaron sus palabras en redes sociales, por tratarse de un sacerdote con denuncias de abusos sexuales a menores, que nunca cumplió con la justicia.

Antes de la misa en nombre de Lorenzo, Fernández le comentó a los medios argentinos que ellos colaboraron con cada una de las investigaciones hechas por la fiscalía “esperando que se aclarara la verdad, lamentablemente la muerte de él ha cortado todo ese proceso pero básicamente lo que venimos hacer ahora es una misa para pedir consuelo a su familia que también sufre”, informó. 

Cuando fue abordado por las víctimas del sacerdote, quienes también han sufrido por los hechos de abuso que sufrieron durante años, el arzobispo dijo: “Yo entiendo el sufrimiento de las personas que han hecho acusaciones, pero hoy la misa es para los familiares de Lorenzo”.