Cálculos en la vesícula: Los 5 síntomas que advierten que puedes tener piedras en el órgano

Al igual que los cálculos renales, los cálculos biliares son formaciones sólidas, similares a piedras que se acumulan en la vesícula. Suelen estar compuestos principalmente de colesterol, pero también podrían tener calcio o bilirrubina. 

La vesícula es un órgano pequeño, ubicado al costado derecho del abdomen, justo debajo del hígado, y es el encargado de almacenar la producción de bilis que ayuda a la digestión de las grasas en el estómago.

Usualmente, cuando el hígado secreta más colesterol del que la bilis puede procesar, este se cristaliza y se acumula dentro del órgano con forma de "pera". 

A diferencia de los cálculos renales, que en la mayoría de los casos se espera que sean naturalmente eliminados por la orina, cuando se acumulan sedimentos en la vesícula, estos, en general, deben ser extraídos quirúrgicamente. 

¿Quiénes pueden tener cálculos a la vesícula?

Según el sitio Manual MSD, son las mujeres, las personas de edad avanzada, quienes tienen obesidad, si se baja de peso muy rápido o si se tienen antecedentes familiares, quienes tienen mayores probabilidades de desarrollar cálculos en la vesícula.

¿Cuáles son los síntomas?

Desde el mismo sitio especializado explican que cerca del 80% de las personas con cálculos no presentan síntomas, y pueden pasar muchos años antes de detectarlos o tener algún malestar. 

Pero en otras ocasiones, son responsables de episodios de dolor, debido a que las piedras entran a los conductos adyacente a la vesícula.  

Algunos de los síntomas de los cálculos biliares, según Clínica Mayo, son:

  1. Dolor repentino en la parte derecha superior del abdomen.
  2. Dolor repentino en la parte central del abdomen, justo debajo del esternón.
  3. Dolor de espalda justo entre las escápulas.
  4. Dolor en el hombro derecho.
  5. Náuseas o vómitos.

Para poder diagnosticarlo, es necesario hacer una prueba de imágenes, usualmente una ecografía. Una vez que se tiene una confirmación, se puede proceder a hacer una cirugía o se recetan medicamentos para disolver las formaciones. 

Este artículo está diseñado para informar y no pretende dar consejos o soluciones médicas. Pregúntele siempre a su doctor o especialista si tiene dudas sobre su salud o antes de iniciar un tratamiento.

Todo sobre Salud

Leer más de