¿Piensas dejar de fumar? Así cambia tu cuerpo cuando dejas el cigarro

  • Por Meganoticias

Para muchos, dejar de fumar es un objetivo deseado, pero un logro muy difícil. Cuando dejas el cigarro, rompes el ciclo de adicción y tu cerebro deja de "pedir" nicotina para funcionar. Pero, aun así, debes tener un plan por si repentinamente te dan muchas ganas de fumar.

Podrías pensar que deben pasar meses antes de ver mejoras, pero con unas horas tu cuerpo ya siente la diferencia. Mientras antes lo hagas, mejor; así reducirás las posibilidades de desarrollar enfermedades en los pulmones, cáncer u otras condiciones que pueden ser agravadas con el cigarro.

¿Cómo cambia el cuerpo?

El cuerpo tiene una rápida capacidad de recuperación, y luego de exponerlo al cigarro, busca retornar a la normalidad. Por eso, solo una hora después de fumar comienza a bajar la presión y mejora tu circulación.

Cuando alcanzas la meta de las 12 horas, el cuerpo comienza a limpiar el exceso de monóxido de carbono que entró a tus pulmones y torrente sanguíneo, luego de inhalar altas dosis en un corto período de tiempo.

Después de un día

Con un día, ya disminuyen las posibilidades de sufrir un ataque al corazón. Esto porque el cigarro sube mucho la presión y te pone en riesgo de tener un coágulo.

Por eso con 24 horas se estabilizan estos números, aumentan los niveles de oxígeno.

Después de tres días

Luego de tres días, los niveles de nicotina en el cuerpo desaparecen, por eso este es el período más difícil y en el que puedes sentir la urgencia de fumar un cigarro. Esto puede generar que estés más irritable, te duela el cuerpo o la cabeza.

Después de un mes

Si lograste superar la barrera de los tres días, el mes se vuelve algo más alcanzable. Paulatinamente, tus pulmones van recuperándose y mejoran su capacidad. Puede que empieces a notar que ya no se te entrecorta tanto el aire como antes, o disminuyó la tos propia de los fumadores.

Si haces ejercicio, comenzarás a ver mejoras en tu resistencia y podrás ejecutar de mejor forma el cardio de tu entrenamiento.

9 meses

A los 9 meses, los pulmones están mucho más sanos y se comienzan a recuperar las estructuras destruidas por el cigarro, como los cilios. Estos pequeños filamentos son los encargados de mover las secreciones del órgano, para así impedir infecciones.

Después de un año

Cuando alcanzas esta meta, las probabilidades de que mueras por una enfermedad coronaria disminuyen a la mitad, si es que lo comparas al periodo en que más fumabas.

Después de 5 años

En esta marca de tiempo, tus arterias y vasos sanguíneos ya están más sanos, por lo que se comienzan a ensanchar. Esto permite que circule mucho mejor la sangre y evita que se tapen. 

15 años

A los 15 años, alcanzaste la misma probabilidad de sufrir un problema coronario y cáncer en el páncreas que una persona que no fuma.

20 años

Si pasas 20 años o más sin cigarros, las probabilidades de morir por cáncer de pulmón caen al mismo nivel que el de una persona que nunca ha probado un cigarro.

Todo sobre Salud

Leer más de