por que no hay que apretar espinillas Pexels

Debes resistir la tentación: Esta es la razón por la que jamás deberías apretar las espinillas

  • Por Monserrat Saavedra

Una vez que aparecen, la tentación de reventar las espinillas parece casi irresistible. Si importar cuantas veces tus padres o médicos te digan que no debes hacerlo, a veces las ganas son más fuertes. Pero, ¿por qué es tan malo reventarlos?

Estos granos suelen aparecer con la adolescencia, pero también son comunes entre los adultos. Se producen cuando uno de los poros de la piel se obstruye con grasa o aceites naturales. Cuando estos se infectan, se pueden llenar de un líquido blanco de tonos verdosos, conocido como pus. 

Si bien es normal tener una que otra espinilla, cuando estas aumentan en su cantidad o gravedad, pueden ser categorizadas con acné y tratadas con medicamentos recetados por un dermatólogo. 

¿Por qué no los puedo reventar?

Hay una variedad de razones por las que no deberías apretar los granos. Primero, al forzar hacia el exterior los contenidos del poro, dañas y rompes la piel, dejando atrás una herida e interfiriendo con el proceso natural de curación por el que estaba pasando tu dermis. 

"Si piensas en los granos como áreas de la piel en las que tu cuerpo está tratando de curarse a sí mismo, esto debería disuadir el impulso de apretar", comentó a la revista Allure la experta en dermatología, Erin Gilbert.

En algunos casos, restos de grasa y bacterias quedan en el interior del poro, ya que estos se pueden ubicar en las zonas más profundas de la piel. Cuando esto ocurre, apretar solo podría aumentar la inflamación o el tamaño de la espinilla original.

Incluso, en las personas que sufren de granos quísticos más profundos, aumenta la posibilidad de que quede una cicatriz en la piel. Estas permanecen como hoyuelos de color rojo o más oscuro y no se pueden eliminar, ya que solo se puede hacer más sutil su apariencia con invasivos y caros tratamientos como el láser o rellenos.

Por último, al reventar una espinilla corres el riesgo que luego aparezcan más de estos granos por la proliferación de los microorganismos.

"Las bacterias, la grasa y los restos contenidos por la pápula, la pústula o el quiste del acné, una vez liberados, pueden extenderse y provocar más acné", explicó la doctora Sejal Shah.

Este artículo está diseñado para informar y no pretende dar consejos o soluciones médicas. Pregúntele siempre a su doctor o especialista si tiene dudas sobre su salud o antes de iniciar un tratamiento.

Todo sobre Salud