Acusan a Carlos Vives de Instagram Carlos Vives

Acusan a Carlos Vives de "dejar en la calle" a su mamá y adueñarse de negocio familiar

  • Por Meganoticias

El cantante Carlos Vives está envuelto en una polémica familiar donde no sale bien parado y su fama de hombre intachable se ve afectada. El artista es acusado de "dejar en la calle" a su propia madre y de traicionar a su hermano.

Al parecer, la familia le adeudaba dinero al cantautor colombiano por la ampliación del restaurante “Gaira Café” ubicado en Bogotá, en el que eran socios, y por la construcción de un hotel que nunca llegó a funcionar debido a la pandemia.

Ante la merma de clientes por la crisis, las deudas del local se acrecentaron y los pagarés que firmaron con Claudia Elena Vásquez, la esposa de Carlos, no fueron pagados a tiempo y ella les exigió la cancelación con su parte del restaurante, reveló una fuente a la revista Tv Notas.

Carlos Vives enfrentado a su familia

Una fuente cercana a la familia de Vives relató a la revista mexicana que la idea de montar el negocio fue de su hermano Guillermo Vives, quien además de ser actor y cantante también es chef. El restaurante se inauguró en el año 1998 y el joven emprendedor contó con el apoyo de su madre, quien le prestó el estacionamiento de su casa para comenzar.

El local empezó a tener mucho éxito hasta convertirse en una referencia gastronómica y de diversión. “El hermano era el alma del lugar, no solo cocinaba, también cantaba todas las noches”, se indicó en el medio.

“Aunque era un lugar pequeño, lo visitaban las celebridades más famosas del país y hasta hacían shows. Los políticos más influyentes eran clientes asiduos”, explicó el informante.

Su esposa en el centro de la discordia

En su relato a la revista, la persona comentó que en 2006 al ver el rápido auge de la empresa de su hermano, Carlos Vives le insistió para asociarse con él. Aunque al principio a Guillermo, apodado "Guillo", no le gustó la idea, terminó aceptando.

En 2008, el intérprete de “La bicicleta” contrajo matrimonio con la actriz y ex Miss Colombia, Claudia Elena Vásquez. Fue entonces, cuando ella comenzó a intervenir y le sugirió ampliar el negocio construyendo un edificio que sirviera como hotel. A Carlos le pareció buena idea y convenció a su madre y a su hermano.

Para la ampliación, Vásquez le prestó a la familia 1 millón de dólares, pero les hizo firmar unos pagarés y además pidieron préstamos millonarios a los bancos, contó la fuente.

Con la pandemia llegó la crisis

Con la llegada de la pandemia empezaron los problemas: el restaurante tuvo que cerrar sus puertas. Una situación que habría aprovechado la esposa de Carlos Vives para "sacar" a su cuñado y a su suegra de la sociedad.

“Hace seis meses, Claudia decidió hacer efectivos los pagarés y les exigió que le pagaran; sabía que no iban a tener modo de saldar la deuda y les pidió su parte de la sociedad para quedarse con el negocio”, se afirma en el artículo.

Desde entonces, Carlos Vives, quien actualmente goza de un buen momento en su carrera, habría comenzado a distanciarse de su familia y solo mantendría el contacto a través de los abogados de su esposa. Por su parte, Guillo solo emitió un comunicado a través de su cuenta en Instagram, donde dice que ya no forma parte de la iniciativa que comenzó hace 22 años.

Mientras que la madre, de 75 años, habría quedado sin propiedad, y ahora vive con su hijo mayor Francisco y de la pensión mensual de 1.000 dólares que le da el cantautor colombiano.

Todo sobre Famosos

Leer más de