No es el único: Informe contabiliza otros cinco socavones desde 1993 en Tierra Amarilla

No es el único: Informe contabiliza otros cinco socavones desde 1993 en Tierra Amarilla

  • Por Boris Bezama

Desde 1993 se han producido seis socavones en Tierra Amarilla, de acuerdo a un documento al que Mega Investiga tuvo acceso, difundido hoy por el Departamento de Medio Ambiente de esa comuna. 

El último gigante agujero ocurrió el 30 de julio de este año, en el sector de la mina subterránea Alcaparrosa perteneciente a la Compañía Contractual Minera Candelaria, cuyas faenas fueron paralizadas temporalmente en el área afectada por el socavón que ha provocado alarma en la población de Tierra Amarilla.

El informe del municipio titulado “Problemática social y ambiental en torno al socavón de Tierra Amarilla”, indica que hace casi tres décadas hubo “un derrumbe de un caserón de extracción mineral, creando un cráter de 32 metros de diámetro y 18 metros de profundidad, totalizando un volumen de aproximadamente 14.000 metros cúbicos”, tal como indica una publicación de la época. 

 

Imagen de diario de 1993 cuando se produjo el primer socavón registrado. Crédito: Informe “Problemática social y ambiental en torno al socavón de Tierra Amarilla”.

De acuerdo al municipio, la responsable en esa oportunidad fue la Minera Santos ubicada en la Quebrada Meléndez, propiedad de la Compañía Minera Contractual Ojos del Salado. 

Los estudios de la época concluyeron que las causas que habrían incidido para provocar el cráter de hundimiento en Mina Santos eran múltiples: primero, la actividad minera, luego la fractura de los niveles superficiales del basamento rocoso y también la “presencia de descarga de agua o drenaje gravitacional desde los acuíferos libres y/o semiconfinados radicados en la secuencia fluvio – aluvial”.

El informe de la municipalidad afirma que la descarga de agua “forzó bombeos hacia el exterior de hasta 110 l/s para rehabilitar el acceso y operaciones de la mina”

Socavones en la ciudad

En 2013 la población de Tierra Amarilla estuvo de nuevo en alteración por la aparición de socavones en el sector urbano de la comuna.

El primero apareció en la entrada del área urbana, el segundo en el patio de una casa y el tercero en la quebrada de Meléndez.

Ese año, las autoridades conformaron una instancia para examinar los socavones llamada “Mesa Minera de Tierra Amarilla”, donde además de las autoridades, participaron representantes de la comunidad y de las compañías Candelaria, Punta del Cobre, Carola y Atacama Kozan.

Esa instancia permitió que se hiciera un estudio topográfico del suelo de la comuna para “precisar las labores subterráneas aledañas a la población”. Además, a petición de la comunidad se hizo un sondaje de 11 pozos con 1.650 metros perforados. Los resultados del informe técnico determinaron que “debajo del casco urbano de la ciudad no existen labores mineras”. Sin embargo, el municipio asegura que esto no quitó la preocupación y miedo de la población por nuevos socavones.

Ocho años después, en febrero de 2021, el municipio de Tierra Amarilla hizo una denuncia a la Superintendencia de Medio Ambiente. Uno de sus vecinos tenía a las afueras de su casa un socavón de 5 a 6 metros aproximadamente desde julio de 2013.

Hundimiento en la casa de un vecino de Tierra Amarilla en julio de 2013. Crédito: “Informe Problemática social y ambiental en torno al socavón de Tierra Amarilla”.

Luego del socavón del 30 de julio de este año, una vecina denunció ante el municipio otro hundimiento ubicado en el patio de su casa desde el año 2020. Su patio colinda con la Mina Santos de la Compañía Contractual Minera Ojos del Salado.

En 2020 apareció un socavón en el patio de una casa colindante con la Mina Santos. Crédito: “Informe Problemática social y ambiental en torno al socavón de Tierra Amarilla”.

Fiscalizaciones a todas las mineras de los sectores poblados 

Esta vez el sexto agujero presenta 32 metros de diámetro y una profundidad de 64 metros. La base del forado es de 48 metros, por lo que Sernageomin dispuso un cierre perimetral de 200 metros para evitar posibles accidentes en el sector.  

El socavón se encuentra a 279.3 metros del portal de entrada a la Mina subterránea Alcaparrosa; a 199.3 metros del Río Copiapó; a 559.1 metros del sector residencial de Luis Uribe (Sector Batea) y; a 610,88 metros del domicilio más cercano de Villa Los Mineros.

A modo de conclusión, el informe del municipio indica que se conformó una mesa de trabajo entre las autoridades públicas competentes (Dirección General de Aguas, Superintendencia de Medio Ambiente, SEREMIs de Minería y Medio Ambiente, Sernageomin, Delegado Presidencial y Gobierno Regional) para “revisar los antecedentes técnicos de las causas y efectos del socavón, así como dar soluciones eficaces a este nuevo evento”. 

En la última reunión de la mesa de trabajo, se decidió “realizar fiscalizaciones a todas las mineras de los sectores poblados de la comuna por parte de Sernageomin y seremis, y la realización de un estudio con apoyo del Gobierno Regional para conocer el estado actual del suelo y subsuelo de la comuna”.

89 proyectos mineros han sido aprobados

El informe del municipio destaca que en los últimos 30 años, el 65% (89 de 137) de los proyectos mineros admitidos al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA) han sido aprobados. La mayoría de ellos, 76 proyectos, solo presentó una Declaración de Impacto Ambiental, lo que significa que declararon aquello que la mina provocaría en el medio ambiente, probando que se ajustase a la norma, pero sin proponer soluciones de mitigación por los impactos. Además, no es necesario hacer consultas ciudadanas. Solo 13 de los 89 proyectos presentaron un Estudio de Impacto Ambiental.

La Compañía Contractual Minera Candelaria es la empresa con más proyectos en Tierra Amarilla: son 14. Le sigue Sociedad Punta del Cobre S.A con 9, y Compañía Contractual Minera Ojos del Salado con 8.  

 Crédito: “Informe Problemática social y ambiental en torno al socavón de Tierra Amarilla”.

Los factores del hundimiento del terreno 

El informe del municipio consigna la tesis del geógrafo Leonel Sánchez de la Universidad de Chile, que destaca que en 2013 el área urbana de la comuna presentó tres hundimientos de terreno de distintos tamaños. 

El documento detalla que los factores que incidieron en los socavones de 2013 fueron la posible disolución de la roca subterránea, la disminución de los niveles subterráneos de agua debido a oscilaciones climáticas, la intensa actividad sísmica y fallas geológicas.

Además, afectaron las extracciones de mineral “por parte de faenas mineras subterráneas, tronaduras por parte de laboreos mineros, ejes y galerías subterráneas abandonadas por antiguas faenas mineras, y la disminución de los niveles subterráneos de aguas, producto de la extracción de agua por parte de la industria minera y de la agricultura”.

Ministra anuncia investigación

Este lunes 08 de agosto y luego de mantener una reunión con los concejales y el alcalde de Tierra Amarilla, la ministra de Minería, Marcela Hernando, se refirió al último socavón y anunció que “el compromiso con el alcalde y su concejo pasa por conformar una mesa a nivel ministerial, que la vamos a coordinar desde este mismo momento, para que entren otras autoridades a nivel nacional a tomar parte en este asunto".

Prometió una visita a la zona en los próximos días, específicamente el día miércoles. Para referirse a los posibles responsables, expresó que "como organismos fiscalizadores vamos a llegar hasta las últimas consecuencias para sancionar, no solamente multar, porque a veces el Estado tiene muy pocas herramientas y las multas son insignificantes".

La titular de Minería añadió que "las consecuencias serias que puede traer esto para la minera, tienen que ser ejemplarizadoras", y que se creará una mesa de trabajo con las autoridades de la comuna, para esclarecer la causa del fenómeno.

El alcalde de Tierra Amarilla, Cristóbal Zúñiga, indicó que la situación "es bastante preocupante, aquí hay negligencia, irresponsabilidad por parte de esta minera".

"No es primera vez que esto sucede y queda claro que hay una falta de fiscalización y falta de herramientas hoy día por parte de Sernageomin para poder desvelar a tiempo este tipo de situaciones, que ponen en riesgo la seguridad y la vida de las personas en nuestra comunidad", cerró el edil.

Leer más de