MegadenunciasEscríbenos aquí
Accidente de Hércules C-130: FACh cierra investigación sin causas ni responsables por la tragedia Agencia Uno / Archivo

Accidente de Hércules C-130: FACh cierra investigación sin causas ni responsables por la tragedia

  • Por Meganoticias

¿Qué pasó?

La Fuerza Aérea de Chile (FACh) envió una carta a los familiares de las personas que se encontraban a bordo del la aeronave C-130 Hércules de la institución, el cual desapareció el 9 de diciembre de 2019 y fue declarado como siniestrado al día siguiente.

La misiva, a la cual tuvo acceso Meganoticias, está firmada por el comandante del Comando de Personal y general de aviación, Hugo Rodríguez González, quien comunicó los resultados de la investigación sumaria administrativa respecto al tema.

De acuerdo a lo detallado, no se pudo establecer las causas que provocaron el accidente ni tampoco a los posibles responsables.

¿Qué dice la carta?

"Junto con saludar y cumpliendo con nuestro compromiso que dice relación con que ustedes sean los primeros en conocer antecedentes referidos al accidente de la aeronave C-130, deseo informarles el término de la Investigación Sumaria Administrativa (ISA), que fue ordenada instruir por el Comando de Combate el 10 de diciembre de 2019", comienza el documento.

"Esta ISA tuvo como propósito determinar las causas, naturaleza, circunstancias y eventuales responsabilidades, si las hubiere, en la desaparición de la aeronave C-130 Hércules FACH N° 990", continúa, precisando que: "La ISA contó con diligencias y pericias operativas y logísticas, efectuadas por entidades nacionales y extranjeras, tanto civiles como militares especializadas en la materia".

"No fue posible establecer la causa del accidente"

En la misiva, Rodríguez indica que: "Habiendo realizado todos los esfuerzos humanos, materiales, científicos y tecnológicos en esta inversión, no fue posible establecer la causa del accidente. Lo anterior, debido a la escasa cantidad de elementos rescatados del mar y que formaban parte de la aeronave".

"Al mismo tiempo, como resultado de la investigación realizada, no se pudo determinar que el accidente haya sido producido por una operación de la tripulación de vuelo o de apoyo, por condiciones de aeronavegabilidad de la aeronave, por la carga que se trasladaba o por condiciones meteorológicas, razón por la cual, la ISA no pudo establecer responsabilidades. Asimismo, se detectaron aspectos administrativos que no dicen relación con el objeto de la investigación, los cuales fueron puestos en conocimiento de la autoridad institucional, habiéndose dispuesto las investigaciones correspondientes en las unidades respectivas", agrega.

"Transparencia y colaboración"

La carta sostiene que: "Si bien es cierto, esta ISA corresponde a un proceso radicado en la Fuerza Aérea con fines administrativos, igualmente la totalidad de los antecedentes que contiene y sus conclusiones, fueron remitidos al fiscal regional de Magallanes y de la Antártica Chilena, tal como ha sido el actuar de la Institución en este tipo de materias consecuentes con nuestro accionar en todo momento, con la verdad, transparencia y colaboración con la justicia".

"Es importante destacar que la Fuerza Aérea siempre está disponible para atender sus inquietudes y apoyar sus requerimientos como ha ocurrido hasta la fecha", añade.

"Finalmente deseo hacer propia esta ocasión para reconocer con legítimo orgullo a quienes perdieron la vida en este accidente, los cuales se destacaban por su profunda vocación profesional y de servicio público para el engrandecimiento de nuestro país. Camaradas todos, aquí les recordaremos siempre", concluye.

El accidente

Fue a las 18:13 horas del lunes 9 de diciembre de 2019 que la Fuerza Aérea de Chile (FACh) perdió el contacto con el avión C-130 Hércules, que despegó a las 16:55 horas desde Punta Arenas con destino a la Antártica.

Con el paso de los días se pudieron realizar hallazgos de algunos restos de la aeronave e identificar a algunas víctimas.

El C-130 Hércules contaba con 38 personas a bordo, de las cuales, 17 correspondían a tripulantes y 21 a pasajeros. De estos últimos, 15 pertenecían a la FACh, tres al Ejército, dos a la empresa Inproser y uno al equipo de trabajo de la Universidad de Magallanes.

El avión cumplía tareas de apoyo logístico y trasladaba personal para la revisión del oleoducto flotante, para el abastecimiento de la Base Aérea Antártica Presidente Eduardo Frei Montalva.

Ver cobertura completa

Leer más de