Pixabay.

Planet Youth: El modelo islandés que sirvió de ejemplo para Chile en la lucha contra las drogas

  • Por Oliver Rodríguez

Guardar

Guardada

Por Oliver Rodríguez

Antes del año 1998, Islandia figuraba entre los países con las más altas tasas de consumo de drogas en niños y jóvenes menores de 18 años en todo el mundo. El 42% de ellos había bebido durante el último mes; el 23% fumaba tabaco diariamente y el 17% había consumido marihuana una o más veces.

Dicho escenario fue el gatillante para que las autoridades decidieran tomar cartas en el asunto y poner en marcha uno de los planes más exitosos del último tiempo frente a este problema. En efecto, el denominado "Youth in Iceland" logró, en 20 años, disminuir los niveles de consumo de alcohol a un 5%; de tabaco a 3% y de marihuana a un 7%.

Lo anterior provocó que la iniciativa pronto pasara a tomar el nombre de "Youth in Europe" y, luego, "Planet Youth", siendo ejecutado en más de 22 países alrededor del mundo. Paralelamente, tras una exitosa fase de pruebas en 6 comunas, este lunes, el Gobierno de Chile anunció el plan Elige Vivir sin Drogas para 44 otras comunas, basado en el exitoso modelo islandés.

La senadora y excandidata presidencial de la DC, Carolina Goic, fue una de las que conoció de cerca la iniciativa dado que viajó hasta el propio país europeo para conocer su experiencia y los principios básicos de la iniciativa. "El plan evita el prisma punitivo, va a algo mucho más básico, a modificar los ambientes de los niños y adolescentes", explicó la senadora a AhoraNoticias.cl.

Asimismo, la legisladora recalcó la importancia que este programa da el tiempo para que los adultos pasen con sus hijos, el que se retrase la instancia en que los menores consumen los diferentes tipos de droga, además de que se potencien las actividades extraprogramáticas como el deporte u otras disciplinas. 

El anuncio del Presidente Piñera: 

En la misma dirección, el jefe de la Unidad de Adicciones de la Clínica Psiquiátrica Universitaria de la Universidad de Chile, Carlos Ibáñez, sostuvo en Radio Infinita que lo que se hizo en Islandia no fue "nada de otro mundo ni sofisticado, lo que hicieron es poner en práctica lo que la evidencia científica decía en todo el mundo que había que hacer, ponerse de acuerdo en que no queremos que los niños, niñas y adolescentes consuman drogas (...) queremos nuestros niños más sanos y que tengan una mejor calidad de vida. Suena fácil, pero no lo es tanto".

ISLANDIA EN LA ONU

Esto es, precisamente, lo que explicó la profesora islandesa Inga Dóra Sigfúsdóttir en la Asamblea General de las Naciones Unidas (Ungass) del 2016 en Nueva York, donde se abordó el problema mundial de las drogas y se analizó el caso de éxito de Islandia.

"Nosotros queríamos cambiar lo que parecía ser esta imagen: Investigadores, políticos y técnicos como tres aspectos separados, donde las publicaciones científicas, con sus conclusiones, no eran conocidas y muchas veces tampoco eran tenidas en cuenta y no tenían ningún uso por la sociedad", sostuvo la profesional en la ocasión.

Entonces, se resume que los tres principales pilares fundamentales en los que se sostiene el programa islandés son: La evidencia científica, el abordaje comunitario y el constante diálogo entre investigadores, políticos y técnicos y profesionales.

"Debe ser un discurso transversal desde la máxima autoridad del país hasta el encargado de los apoderados del colegio, porque gracias a ese acuerdo es que se pueden lograr modificaciones en el ambiente", complementa Ibáñez.

¿QUÉ ES CAMBIAR UN AMBIENTE?

Respecto a qué es un cambio en el ambiente propiamente tal, el experto señala que "significa disminuir la cantidad de disponibilidad de drogas que haya. No es lo mismo vivir en un barrio en donde hay 6 botillerías por cuadra a que uno tenga que subirse a un medio de transporte para ir a comprar alcohol". En este sentido, destaca que en Islandia hay una botillería por cerca de 21 mil habitantes, en Chile hay una por cada 600 personas, aproximadamente.

Finalmente, a modo de resumen, desde el propio portal de Planet Youth resumen lo pasos que se recomiendan para poder replicar el modelo, los cuales se encuentran presentes en el plan anunciado por Piñera: Minimizar los tiempos de ocio no supervisados por adultos, crear más actividades de ocio, más frecuentes y más estructuradas, retrasar la edad del inicio en los consumos, basar los esfuerzos en el nivel comunitario e involucrar los políticos en esta apuesta por la promoción de la salud comunitaria.

Compartir