Agencia Uno.

Informe de Amnistía Internacional consigna "uso excesivo" de fuerza policial en Chile

  • Por Oliver Rodríguez

Guardar

Guardada

Partió dejando en evidencia que la comisión creada por el Congreso para investigar los temas relativos a la violencia en La Araucanía se circunscribió solo a aquellos delitos presuntamente cometidos por mapuches. El informe anual de la situación de los derechos humanos, elaborado por Amnistía Internacional, aseguró que las autoridades chilenas hicieron caso omiso a las “constantes denuncias de uso excesivo de la fuerza” por parte de Carabineros.

“Las constantes denuncias de uso excesivo de la fuerza y de detenciones arbitrarias durante las operaciones policiales contra las comunidades mapuches no se investigaban porque no entraban en el ámbito de competencia de la comisión”, reza el documento.  

Paralelamente, el estudio menciona que en mayo de 2016, “la Comisión Interamericana de Derechos Humanos amplió las medidas cautelares ordenadas en octubre de 2015 a favor de la líder mapuche Juana Calfunao”, las cuales, según afirma “intentaban brindar protección a más miembros de su familia que vivían en la comunidad de Juan Paillalef, en el sur de Chile, frente a las amenazas contra sus vidas e integridad en relación con un conflicto de tierras”.

A su vez, Amnistía Internacional consigna la detención del fotógrafo Felipe Durpan y el comunero Cristián Levinao, quienes fueron absueltos después de pasar 300 días en prisión preventiva. También se refiere al caso de la machi Francisca Linconao, quien hasta el cierre del informe, seguía recluida y ya había iniciado su huelga de hambre. Actualmente se encuentra con arresto domiciliario a la espera de juicio.

Sin embargo, el tema del exceso de violencia por parte de Carabineros y otras ramas de orden no solo se presenta en la región mencionada, pues el estudio contempla también las multiples denuncias que se recibieron en otras regiones del país, “sobre todo en el contexto de las protestas públicas. Entre las víctimas figuraban menores de edad, mujeres, periodistas y trabajadores y trabajadoras del Instituto Nacional de Derechos Humanos que actuaban como observadores.

 

 

Compartir