Una niña fue diagnosticada con grave enfermedad y murió meses después. 7 News

Llevó a su hija al médico por una hinchazón en los ojos y fue diagnosticada con una terrible enfermedad

  • Por Diego Alonzo

Los padres de Grace Kelly, de 12 años, llevaron a su hija al hospital para que se sometiera a un chequeo de rutina. Sin embargo, jamás imaginaron que aquella visita terminaría cambiando sus vidas para siempre.

Fue en agosto del año pasado cuando los doctores captaron que la pequeña, de nacionalidad británica, tenía una hinchazón en sus ojos, por lo que optaron por realizarle una resonancia magnética y aclarar la situación.

En ese instante, los especialistas descubrieron que tenía un glioblastoma multiforme, es decir, un tumor cerebral que suele expandirse rápidamente por el organismo y cuyos síntomas son dolor de cabeza, náuseas y somnolencia, entre otros.

La operación

Tras recibir la terrible noticia, Vanessa Kelly, madre de la paciente, aclaró que su hija siempre había sido saludable y que tampoco había dado señales de estar enferma, por lo que fue algo inesperado.

"Estábamos realmente conmocionados y en un estado de incredulidad... No podía entender cómo le podía estar pasando esto a nuestra hija y me dio mucho miedo", expresó la mujer.

 

7 News

 

En este contexto, un mes después de su diagnóstico, Grace fue sometida a una cirugía en la cual los médicos lograron extirpar el 80% del tumor, aunque aún corría riesgo, así que debía recibir el respectivo tratamiento.

Un terrible final

No obstante, el fin de semana pasado, la familia de Grace comunicó que su hija falleció antes de que pudieran llevarla a Alemania para que recibiera un tratamiento por su enfermedad, informa 7 News.

"Con gran tristeza tenemos que anunciar el fallecimiento de nuestra hermosa hija Grace... Nuestra pequeña guerrera falleció en Rainbows Hospice ayer por la tarde, luchó durante casi un año con esa devastadora enfermedad", señaló la familia.

 

7 News

 

Al mismo tiempo, indicaron que "todos nuestros corazones están destrozados por la pérdida y todavía no podemos creer que se haya ido. Ella siempre estará con nosotros".

Cabe mencionar que la familia de la niña tenía como objetivo recaudar 200 mil libras esterlinas (más de 200 millones de pesos chilenos) para que recibiera un tratamiento privado que no estaba disponible en el Servicio Nacional de Salud (NHS) del Reino Unido, pero alcanzaron a reunir 63.100 (alrededor de 67 millones de pesos chilenos).

Leer más de