Pexels referencial

"No gracias": La particular frase con la que un joven se salvó de ser asaltado

  • Por Ana María Lizana

En Argentina, un joven logró zafar de un asalto con una particular frase al no darse cuenta de las verdaderas intenciones de un delincuente que se le acercó en la calle.

El usuario de twitter @Jeretambu1 publicó la historia que le sucedió a un amigo con una captura de un chat grupal por WhatsApp, quien contaba la extraña anécdota, consigna TN.

“Parece” que le querían robar

Su amigo Agustín le contó que “parece que trataron de robarme recién”, mientras que uno de sus amigos lo cuestiona diciéndole “¿cómo que TE parece?”.

Así fue como comenzó a contar la historia que pudo haber terminado de maneras inimaginables, menos la de haber zafado sin problemas de la delincuencia.

“Es que fue raro. Iba caminando con los auriculares y venía un chabón de frente con una bolsita, creí que me iba a vender algo así que me mentalicé para que si me frenaba le decía no gracias”, comienza.

Así fue como el sujeto -presuntamente un delincuente- se le paró adelanto y le dijo “amigo, dame todo”, por lo que le esquivó y le dijo “no gracias”.

Cuando me di cuenta el chabón siguió caminando y yo me quedé pensando todo. Así que si quieren robarles díganle que no gracias y listo”, aconseja.

"Era tan fácil terminar con la inseguridad"

Como era de esperarse, decenas de historias fueron compartidas por otros usuarios que, de formas similares, pudieron salir de una traumática situación como lo es un robo.

“A mí me quisieron robar a punta de cuchillo el móvil y el dinero y le dije ‘te doy el dinero, pero el móvil no te conviene, porque es muy antiguo’ y lo miró con desprecio y me dijo ‘es verdad’. Se llevó 10 euros y yo me quedé con mi móvil”, contó una mujer.

Así fue como otra joven le robaron el bolso, pero tuvo la suerte que llevaba su billetera y celular en las pantorrillas. Fue así como se cuestionó haber dejado ir su bolso -que no tenía más que cuadernos- tan fácilmente.

“Los tipos corrían y yo seguía mi camino, pero pensé ‘no me robaron nada de valor, pero, ¿por qué me dejé quitar el bolso si no iban armados?’ Así que corrí tras ellos gritando, cuando voltearon y me vieron el pánico les hizo soltar el bolso”, dijo otra.

Así fue como un mensaje de una usuaria sacó risas: “Era tan fácil terminar con la inseguridad y no nos dimos cuenta”.

Leer más de