Un adolescente de 15 años fue diagnosticado con grave enfermedad en Inglaterra. Mirror

Los doctores le dijeron que tenía vértigo post-Covid pero en realidad se trataba de una grave enfermedad

  • Por Diego Alonzo

Kane Allcock, de 15 años, comenzó a presentar síntomas como dolores de cabeza después de dar positivo a coronavirus en la víspera del Año Nuevo del 2021. A partir de allí, los doctores lo sometieron a una serie de exámenes, los cuales, en primera instancia, no detectaron ningún problema grave.

En este sentido, los médicos asumieron por error que probablemente sufría de migrañas por Covid prolongado, pero las molestias en el adolescente comenzaron a aumentar, pasando a tener náuseas y mareos.

Una vez en el hospital, Kane llegó a tener una convulsión, por lo que le realizaron una resonancia magnética que determinó que tenía hidrocefalia aguda y más tarde se conoció el diagnóstico.

El diagnóstico del adolescente

En el respectivo proceso, los especialistas también hallaron un tumor grande en Kane, así que los médicos optaron por operarlo, en una intervención que duró aproximadamente 7 horas y media, informa Mirror.

En esta oportunidad, el paciente fue operado por un astrocitoma pilocítico no canceroso y ahora se encuentra en recuperación, aunque Nicki, su madre, detalló los extenuantes momentos que vivieron como familia, ya que, antes de Año Nuevo, tuvieron que viajar de urgencia desde la ciudad inglesa de Crewe a Blackpool.

"Sabía que algo no estaba bien"

"Cuando llegamos allí, no se encontraba bien y se fue directamente a la cama. Al día siguiente, lo llevamos a un centro ambulatorio cercano. Hicieron un examen completo y concluyeron que pudo haber estado sufriendo de vértigo post-Covid y le dieron codeína", sostuvo la mujer.

 

Mirror

 

No obstante, indicó que al otro día el adolescente comenzó a empeorar, así que fue derivado a urgencias del Hospital Leighton en Crewe: "Sabía que algo no estaba bien. Kane se sostenía la cabeza y se mecía en agonía. No podía caminar correctamente. Hicieron algunos análisis de sangre y le pusieron oxígeno y analgésicos intravenosos".

"El mensaje que estaba recibiendo era que todavía sufría de migrañas. Pero cuando nos registraron en la sala de evaluación, hablé con una enfermera que parecía tomarnos más en serio y le dije que había notado una abolladura en la parte posterior de la cabeza de Kane. Ella admitió a Kane y dijo que no nos iríamos a casa hasta el día siguiente, como muy pronto", manifestó Nicki.

Otro viaje de emergencia

En cuanto al tumor, la mujer dejó en claro que "afortunadamente, el increíble cirujano de Kane logró extirparlo todo. Kane fue dado de alta solo cuatro días después de la operación, pero el 25 de abril tuvo una fuga en la herida, lo que significó otro viaje de regreso a Alder Hey, donde le agregaron un par de puntos adicionales".

De ahí en adelante, el adolescente presentó algunas complicaciones de salud, por lo que tuvo que ser atendido nuevamente por los médicos, que tuvieron que colocarle drenaje espinal: "Esto significó estar acostado durante cinco días. El drenaje se retiró el 1 de mayo y Kane fue dado de alta a casa al día siguiente", expresó Nicki.

 

Mirror

 

En plena recuperación, el equipo de fútbol en el cual juega Kane organizó una rifa para recaudar fondos, mientras que su familia abrió una cuenta en GoFundMe con el mismo objetivo. En paralelo, su escuela llevó a cabo un evento benéfico y el total combinado, entre todas las actividades, ascendió a más de 3 mil libras esterlinas (más de 3 millones de pesos chilenos).

Leer más de