Twitter

"Es más que censurable, es abominable": preparaba el baby shower cuando su exnovio la asesinó y decapitó

  • Por Meganoticias

Liese Dodd, una joven embarazada de 22 años, fue asesinada y decapitada por su exnovio, Deundrea Holloway, en un hecho catalogado como abominable por la policía de Illinois, Estados Unidos.

Dodd recibió la visita inesperada de su exnovio, quien la asesinó a sangre fría, la decapitó y luego arrojó su cabeza en un basurero.

La madre de la joven encontró su cuerpo

Según la versión del jefe de la policía de Alton, Marcus Pulido, Liese estaba emocionada porque junto a su familia organizaban el baby shower del niño porque estaba previsto que naciera a principios del mes de julio.

Todos los parientes, incluida su madre, se abocaron a ayudarla. Estaba planeado que el evento lo realizaran a finales de junio. Sin embargo, el horrendo crimen cambió los planes.

El 9 de junio la madre de Liese pasó a visitarla, pues tenía algunos días sin saber de ella. Al llegar al lugar, en la cuadra 3400 de la calle Bolívar, se encontró con una escena “abominable”, cuenta el jefe policial.

“Lo que se observó, lo que se aprendió, lo que se encontró, fue absolutamente terrible. Cada asesinato es absolutamente terrible. Nunca te quitaré eso. Pero lo que le sucedió a Liese Dodd, de 22 años, que acababa de mudarse a Alton, es más que censurable, es abominable. Es completamente terrible lo que le pasó”, dijo el oficial.

La policía llegó al sitio luego de recibir una llamada de emergencia al 911. Cuando los oficiales entraron a la residencia no podían creer lo que veían. El cuerpo de la joven con ocho meses de embarazo estaba sin cabeza.

Tras la investigación todo apuntó al exnovio de la chica, Deundrea Holloway. La policía encontró la cabeza de la víctima en un basurero cerca de la residencia donde vive el hombre.

“Ella fue asesinada salvajemente. Fue decapitada. (...) Su hijo por nacer también murió como resultado de esto. Así que ella fue brutalmente asesinada al igual que su hijo por nacer”, aseguró el oficial, según reseña el portal especializados Law and Crime.

Heidi Noel, madre de la víctima, se mostró impactada por lo ocurrido. Describió a su hija como una buena persona que siempre estaba dispuesta a ayudar.

“Estábamos planeando su baby shower para finales de este mes. Acababa de enviar invitaciones el sábado anterior para el baby shower. Estábamos emocionados y reuniendo los artículos que necesitas para tener un bebé”, dijo a un medio local.

Leer más de