Crónica

"Estamos destrozados": padre muere ahogado tras caer a un pozo con su hija de 3 años durante sus vacaciones

  • Por Meganoticias

"Él caminó dos pasos y se hundió", explicó la esposa de Carlos Javier Rodríguez, de 34 años, quien murió mientras vacacionaba junto a su familia en la ciudad de La Cumbrecita, en la provincia de Córdoba, Argentina.

El fatal episodio ocurrió el 12 de febrero en una excursión desarrollada durante su segundo día de viaje. En esa jornada, él y sus acompañantes decidieron caminar hasta una zona turística llamada La Olla, donde se encuentra el arroyo Almbach, informa Crónica.

La esposa de la víctima, identificada como Yésica, entregó detalles acerca de cómo se produjo el deceso de su marido y al mismo tiempo exigió justicia.

La cronología de los hechos

La mujer detalló que el hecho ocurrió una vez que todos decidieran refrescarse. A partir de allí, afirmó que el hombre tomó a su hija de tres años para que lo acompañara, sin pensar que todo terminaría en una tragedia.

"Mi marido se acercó al agua, se mojó la cara y las manos. Se sacó las zapatillas para mojarse los pies y se llevó a la beba para hacer lo mismo", señaló.

En este sentido, Yésica reveló que algunos lugareños le habían comentado que se trataba de un balneario, por lo que supuestamente estaba permitido bañarse. Sin embargo, recalcó que su esposo "caminó dos pasos y se hundió. Nosotros estabámos en el borde, yo todavía no había alcanzado a meterme".

"Él llegó a gritarme 'no te metas, es muy profundo' y alcanzó a estirar los brazos para arriba para sostener a la bebé. Y ahí me dijo 'agarrá a la nena que me ahogo'. Me acerqué lo más que pude y la salvé. Ahí empecé a gritar para que alguien lo ayude", sostuvo.

"Fue un momento de desesperación terrible"

La esposa de la víctima manifestó que su hija sobrevivió a la emergencia, pero que en un comienzo estaba desvanecida: "Nunca hice RCP, pero le apreté el pecho hasta que largó el agua y empezó a llorar", dijo.

"Ahí se la di a alguien y quise salvar a mi marido, pero él ya se había hundido. Fue un momento de desesperación terrible, no se lo deseo a nadie en el mundo", indicó Yésica.

En tanto, reclamó que "nunca nos dijeron que ese lugar era peligroso. El cartel que nos mostraron estaba a metros del lugar donde murió y no estaba bien identificado. Con mi marido nos quitaron todo. Él era maravilloso. Estamos destrozados".

El hallazgo del cuerpo

Tras más de una hora y media de búsqueda, Rodríguez fue hallado a eso de las 18:50 de ese día, a siete metros de profundidad y a tres de la orilla.

No obstante, las autoridades locales comunicaron que pese a encontrarlo, ya era demasiado tarde: "Cuando lo sacaron, no había posibilidad de nada", agregaron.