Maquilladora de 20 años fue al hospital por un sarpullido y recibió un duro diagnóstico Instagram

Maquilladora de 20 años fue al hospital por un sarpullido y recibió un duro diagnóstico

  • Por Meganoticias

Una joven de 20 años actualmente se encuentra luchando contra un cáncer diagnosticado en noviembre del año pasado, tras haber atravesado por meses de incertidumbre al no saber qué era lo que le sucedía a su cuerpo.

Se trata de April Grierson, una maquilladora británica que, en junio de 2021, comenzó a experimentar un extraño fenómeno en su piel, luego que una intensa e insoportable picazón no la dejara tranquila. 

"Me picaba todo el cuerpo desde la cabeza hasta los pies, al punto de llorar. Tenía la piel muy lastimada. La verdad es que no podía dormir prácticamente", sostuvo la joven, de acuerdo al medio Daily Mail

El primer diagnóstico

A través de la aplicación TikTok la británica relató su experiencia, en la que sostuvo que, en un comienzo, le echó la culpa de su sarpullido al jabón en polvo que utilizaba para lavar la ropa, sin embargo, al cambiar el producto el malestar continuó. 

Incluso, optó por otras medidas, como mandar a su perro con el que vivía a otra vivienda durante dos semanas en caso de que se tratara de una alergia, pero no tuvo efecto.

Fue ahí cuando decidió consultar a un médico, quien le dijo que podía tratarse de sarna, por lo que le recetaron pastillas y cremas. "Sabía que no podía ser sarna, porque es altamente contagiosa y mi novio no tenía ningún síntoma", aseguró. 

El segundo diagnóstico

La incertidumbre de April siguió hasta que le apareció un extraño bulto en el cuello que creció rápidamente en cuestión de semanas. Tras una serie de exámenes, en noviembre del año pasado se le informó que tenía un linfoma de Hodgkin en grado dos, un tipo de cáncer a la sangre, noticia que la devastó. 

Actualmente, la joven está en un tratamiento de quimioterapia de seis meses con dos sesiones semanales para atacar el linfoma. El tumor que le detectaron en el cuello se ha esparcido hasta su pecho y su tráquea.

Lamentablemente, las malas noticias para April no terminaron: Antes de iniciar la quimioterapia, se sometió a un proceso de congelamiento de sus óvulos, en caso de que su fertilidad quedara comprometida, sin embargo, las drogas utilizadas causaron un síndrome de sobre estimulación en la zona ovárica.

Como resultado, sus ovarios se volvieron más grandes de lo usual y filtraron líquido a otras partes del cuerpo, por lo que la joven quedó internada durante dos semanas con fluido dentro de sus pulmones. Una vez superada esa complicación, los médicos pudieron remover siete óvulos y cuatro embriones.

"Estoy generando conciencia a partir de todo esto que pasé. Quiero que las personas entiendan que nadie conoce su propio cuerpo como ellas", manifestó. 

Leer más de