MegadenunciasEscríbenos aquí
BBC
  • Mundo

"Nadie me quiere": las desgarradoras palabras de niño que habría sido torturado y asesinado por su padre y madrastra

  • Por Meganoticias

Thomas Hughes (29) y Emma Tustin (32) son apuntados como los principales sospechosos de cometer un impactante crimen contra el propio hijo del hombre, identificado como Arthur Labinjo-Hugues, en el Reino Unido.

De acuerdo a lo informado por las autoridades de ese país, el niño de seis años fue asesinado una vez que su cabeza fuera azotada "repetidamente contra una superficie dura" por parte de su madrastra, en un hecho que ocurrió el 17 de junio del 2020.

Este delito tuvo lugar en el domicilio que los tres compartían en la zona de Solihull, West Midlands. Pese a esto, ambos adultos han negado estar involucrados en dicho asesinato que incluye cargos por crueldad infantil.

Las agresiones contra el menor

Según trascendió recientemente, el pequeño habría sido torturado física y mentalmente por su padre y su pareja e incluso obligado a dormir en el suelo por cinco días, informa Univisión.

No obstante, en la Corte se reveló que Arthur sufrió una lesión cerebral fatal después de ser sometido a una serie de abusos concretados por una persona y que encajan en la "definición médica de tortura infantil".

Asimismo, se dio a conocer que antes de su muerte, el menor era privado de comida, también forzado a estar en pie por catorce horas al día y consumir sal en cantidades excesivas.

Las desgarradoras palabras del pequeño

En medio del juicio realizado el martes contra Hughes y Tustin, se mostró un video grabado el 16 de junio -un día antes de la muerte de Arthur- donde aparece el niño en un evidente deterioro físico.

Una de las frases que se escucha gritar al menor es "nadie me quiere", la cual repitió en cuatro ocasiones mientras caminaba lesionado hacia el otro lado de una habitación.

"Nadie me va a alimentar", fue otro de los gritos que se escuchó decir al niño en cinco oportunidades antes de fallecer.

En paralelo, se recalcó que la madrastra del menor se quejaba frecuentemente de su conducta. A su vez, solía enviarle notas de voz a su pareja quejándose de los llantos.

Por último, el fiscal Jonas Hankin agregó que "Arthur se convirtió en un blanco de burla, abuso y crueldad sistemática diseñada para causarle un sufrimiento físico y mental significativo por razones que son insondables".

Ver cobertura completa

Leer más de