• Mundo

"Te amamos y te extrañamos": EEUU homenajeó a los tres mil muertos del atentado a las Torres Gemelas

  • Por Meganoticias / AFP

Estados Unidos honró este sábado a los casi 3.000 muertos de los atentados del 11 de septiembre de 2001, en medio de llamados a favor de la unidad del país.

En el memorial del 11-S en Nueva York, familiares sollozaron y leyeron con voces quebradas los nombres de los muertos durante una ceremonia de cuatro horas.

"Te amamos y te extrañamos", dijeron muchos mientras sonaba música de violín en una ceremonia oficial a la que asistieron el presidente Joe Biden, el exmandatario Barack Obama y otros dignatarios.

La ceremonia

Las ceremonias en la Zona Cero de Nueva York se iniciaron con un minuto de silencio a la hora en que el primero de los cuatro aviones secuestrados impactó el World Trade Center.

Después, los familiares recordaron a cada una de las 2.975 víctimas de 90 nacionalidades de los atentados, en los que también se impactó un avión contra el Pentágono cerca de Washington, en tanto el otro aparato se estrelló en un campo de Pensilvania.

"Parece que fue ayer. Cada año que pasa se vuelve más importante recordar", dijo a la AFP Joanne Pocher-Dzma, cuyo hermano John, falleció en una de las torres.

"Muchas familias se vieron afectadas. Y tenemos que hacerles saber que todas esas personas no han caído en el olvido", dijo Mark Papadimitriou en Times Square.

Tras ocultarse el sol, dos haces de luz fueron proyectados verticalmente en el lugar exacto donde estaban las Torres Gemelas destruidas hace veinte años.

Llamado a la unidad

Este vigésimo aniversario tiene un significado especial, pues está marcado por la salida precipitada de las tropas estadounidenses de Afganistán tras la vuelta al poder de los mismos talibanes a los que desalojaron hace casi 20 años por cobijar a los ideólogos de los atentados perpetrados por Al Qaeda.

En un país profundamente dividido políticamente tras el paso de Donald Trump (2017-2021) por la Casa Blanca, abundaron los llamados a la unidad.

Hubo pequeños actos en el Pentágono y en Shanksville, donde el expresidente George W. Bush - bajo cuyo mandato tuvieron lugar los peores atentados en suelo estadounidense de la historia - lamentó la desunión del país.

"En las semanas y meses que siguieron a los atentados del 11 de septiembre, estaba orgulloso de dirigir a un pueblo impresionante, resistente y unido", dijo el expresidente en Shanksville, Pensilvania, donde se estrelló el último de los cuatro aviones comerciales que 19 terroristas, la mayoría saudíes, secuestraron y lanzaron contra los principales símbolos del poder estadounidense.

Ver cobertura completa