impacto asteroide Shutterstock

¿La clave está en las películas "Star Wars"?: 4 estrategias que podrían salvar a la Tierra del impacto de los asteroides

  • Por Monserrat Saavedra

El cine lo ha planteado antes y la ciencia lo ha confirmado: el espacio es incierto y existe la posibilidad de que un asteroide, de gran tamaño, amenace la seguridad de la Tierra.

Constantemente, cientos de rocas espaciales se aproximan diariamente a nuestro planeta, pero de este enorme conjunto, las agencias especializadas solo conoce y monitorea una pequeña porción: más de 18 mil asteroides cercanos al planeta, según informan de la NASA.

Desde la agencia espacial estadounidense ya han advertido que al menos durante los siguientes 100 años, ninguno de los asteroides cercanos representa un peligro para la humanidad, la organización ya ha puesto en marcha las pruebas para un plan que nos podría salvar del desastre.

La misión DART lanzó una sonda espacial que, luego del impacto de esta contra un asteroide de pequeño tamaño, se pueda cambiar su trayectoria de manera significativa, para que en un futuro, si una roca realmente nos pusiera en riesgo, este método se pueda replicar.

Revisa cuáles son los otros mecanismos de protección planetaria que se podrían adoptar.

Rayos láser

En teoría, este tipo de tecnología tendría el potencial de destruir porciones de la superficie de una roca espacial, para así cambiar su trayectoria. En el escenario ficticio que presentan en el sitio Space, una serie de naves equipadas con láseres podrían encargarse de este problema.

No es necesario tener niños que lancen rayos láseres de los ojos, porque la NASA ya cuenta con este tipo de tecnología en los vehículos espaciales Perseverance y Curiosity, solo que a una escala extremadamente reducida.

Armas nucleares

Pareciera ser la solución para todo los problemas, pero en el caso del espacio, una bomba nuclear podría librar a la humanidad del inminente deceso.

Según una publicación hecha en 2021, un asteroide de 100 metros podría ser completamente destruido con una bomba de un megatón de fuerza. Según las simulaciones de los científicos, el impacto del arma nuclear en una roca de estas características, el 99,9% de su masa quedaría lejos del planeta. 

Ahora, si se tratara de un asteroide más grande, el escenario sería mucho más complicado.

"Estimamos que se necesitaría una energía equivalente a unas 200 giga toneladas de TNT para desintegrar por completo un asteroide de 20 kilómetros de diámetro", explicó a VOX, el profesor de ingeniería mecánica de la Universidad de Johns Hopkins, Kaliat Ramesh.

Según calculan en el medio estadounidense, con esas estimaciones, se requerirían unas 4 mil bombas de 50 megatones de fuerza (las más explosivas creadas por el hombre), para poder destruir una roca espacial de 20 kilómetros de diámetro. 

Siempre podemos pintarlo

Sí, pintarlo, con pintura oscura. Este simple método recurre al efecto físico de la traslación de objetos oscuros en el espacio: mientras más clara sea la superficie, más luz reflejan y con el tiempo (muchos años en realidad), esta característica podría cambiar su trayectoria.

Este fenómeno se conoce como el efecto Yarkovsky, una fuerza que modifica la rotación de un cuerpo en el espacio, lo que se traduce en cambios en la órbita, cada vez que dan una vuelta al rededor del Sol.

Rayo tractor de "Star Wars"

Este tipo de tecnología ha sido ampliamente presentado en la mayoría de las películas de ciencia ficción ambientadas en el espacio. Estos son descritos como poderosos campos de fuerza que pueden capturar y mover objetos con precisión. 

En Star Wars era utilizado cada vez que una nave ingresaba a un Destructor del Imperio. De hecho, esta era la pieza de tecnología que atrapa al Halcón Milenario cuando Luke Skywalker, Obi-Wan Kenobi y Han Solo intentaban rescatar a la Princesa Leia, prisionera de Darth Vader en "Una nueva esperanza".

De poder ser usados, este tipo de rayos podría "tirar" de objetos, pero por la fricción con la gravedad, sería un proceso mucho más lento. Pero, con el tiempo, una nave podría descarrilar el trayecto de un asteroide potencialmente peligroso.

Todo sobre Astronomía

Leer más de