serena williams parto AFP

Tuvo que ser operada 4 veces: Así fue el traumático parto de la tenista Serena Williams

  • Por Monserrat Saavedra

La tenista Serena Williams (40 años) es considerada la mejor jugadora de todos los tiempos. Es que se ha posicionado como la tenista con más títulos individuales en torneos de Grand Slam en la historia, e incluso salió victoriosa en el primer torneo que jugó tras su embarazo. 

Es que hace 4 años, Serena Williams dio a luz a su hija con el emprendedor estadounidense Alexis Ohanian, en una cesárea que casi le costó la vida. 

Lo que comenzó como un trabajo de parto normal, se convirtió en un procedimiento de emergencia, luego de que los médicos detectaran que los latidos de la pequeña Alexis Olympia perdían intensidad mientras más tiempo pasaba dentro del útero.

Si bien, los médicos lograron sacar a la niña a tiempo, fue la recuperación lo más complicado para la tenista. 

"Me estoy muriendo, me estoy muriendo"

Debido a que Williams tenía antecedentes de coágulos sanguíneos, tras dar a luz, consultó a las enfermeras por la administración de anticoagulantes. Pero la respuesta del personal médico fue insultante y condescendiente. 

"La respuesta fue: 'Bueno, no sabemos realmente si eso es lo que necesitas en este momento'", escribió Williams en un ensayo de la revista Elle. "Nadie está escuchando lo que yo estaba diciendo", añadió.

Luego comenzó a tener una tos tan violenta, que tuvo que volver a ser intervenida para cerrar la incisión de la cesárea que se había abierto. Pero su tos no era un problema pasajero, había sido causada por la formación de un coágulo en sus arterias. 

"Lo único que podía pensar era: 'Me estoy muriendo, me estoy muriendo. Dios mío'. Realmente pensé que me iba a desmayar", escribió la deportista. 

Finalmente, los médicos descubrieron una serie de coágulos en sus arterias, además de una embolia pulmonar, por los cuales tuvo que ser operada dos veces más, para evitar que estos le costaran la vida, totalizando así un total de cuatro intervenciones.

¿Qué tan seguido ocurren los coágulos? 

Durante las 4 a 6 semanas siguientes al parto, las posibilidades de que aparezcan coágulos sanguíneos aumentan considerablemente. Es que durante este periodo el cuerpo se encuentra en recuperación, principalmente el útero intenta, a través de contracciones, volver a su tamaño original, lo que podría aumentar los sangrados. 

Pero según la Asociación Americana del Corazón, tras el parto, las posibilidades de que se produzca un coágulo sanguíneo, es de 10,8 veces más probable durante las primeras 6 semanas después de dar a luz, y se mantiene 2,2 veces más alto hasta las 12 semanas. 

"Si ha dado a luz recientemente, busque atención médica si presenta síntomas como: dolor o presión en el pecho; dificultad para respirar; hinchazón o dolor en una pierna; dolor de cabeza intenso y repentino; o pérdida repentina del habla, la visión, el equilibrio o la fuerza en un lado del cuerpo", escribieron los investigadores.

Este artículo está diseñado para informar y no pretende dar consejos o soluciones médicas. Pregúntele siempre a su doctor o especialista si tiene dudas sobre su salud o antes de iniciar un tratamiento.

Todo sobre Salud

Todo sobre Serena Williams