Lizardo Chano Garrido leucemia linfoblástica aguda Photosport

Leucemia linfoblástica aguda: Esta es la delicada enfermedad que tiene Lizardo "Chano" Garrido

  • Por Monserrat Saavedra

Uno de los grandes ídolos de Colo Colo, Lizardo "Chano" Garrido, fue hospitalizado de urgencia en la Clínica Alemana el jueves pasado, por el delicado estado de salud en que se encuentra. Según informaron desde el recinto asistencial, el exfutbolista ha sido diagnosticado con una leucemia linfoblástica aguda

Su situación ha sido clasificada como de cuidado,"por lo que está siendo monitorizado mientras recibe el tratamiento de su enfermedad en la Unidad de Cuidados Intensivos", comentaron desde Clínica Alemana. 

Luego del complejo momento, sus excompañeros de equipo y amigos, como Raúl Elías Ormeño, Óscar Rojas, Marcelo Barticciotto y Carlos Caszely, visitaron y entregaron ánimo al exjugador. 

"En Colo Colo me enseñaron desde chico, cuando ingresé a los 15 años, que la lucha hay que darla hasta el final, hasta el final", comentó más tarde "Chano" Garrido en una entrevista con LUN.

¿Qué es la leucemia linfoblástica aguda?

Este diagnóstico es uno de los cuatro tipos de cáncer de la sangre. En el caso de esta leucemia, la médula espinal produce una gran cantidad de linfoblastos inmaduros, por lo que estas células no son capaces de defender al cuerpo de las amenazas, como infecciones.

Además, la gran presencia de linfoblastos interfiere con la producción de otras células sanguíneas, como glóbulos rojos, blancos y plaquetas, lo que acarrea otras complicaciones médicas como anemia o un decaimiento del sistema inmune.

¿Cuáles son los síntomas?

Según la Asociación Española de Afectados por Linfoma, Mieloma y Leucemia, las manifestaciones de la leucemia linfoblástica son inespecíficos, por lo que podrían estar asociados a una variedad de otras enfermedades.

Desde la organización europea, agregan que algunos de los signos y síntomas que se podrían presentar son:

  • Dolores en las piernas, brazos o caderas.
  • Dolor debajo de las costillas.
  • Agrandamiento de los ganglios linfáticos.
  • Fiebre sin causa aparente.
  • Vómitos.
  • Pérdida de peso sin explicación.
  • Piel de aspecto pálido.
  • Moretones habituales.
  • Puntos rojos en la piel (petequia).
  • Sangrado abundante en heridas pequeñas.
  • Cansancio, fatiga o falta de energía.

Una vez que esta enfermedad es diagnosticada, los siguientes pasos requieren estudios que permitan confirmar si es que las células malignas se han ramificado a otros puntos del cuerpo, como el sistema nervioso central o la médula espinal.

Este artículo está diseñado para informar y no pretende dar consejos o soluciones médicas. Pregúntele siempre a su doctor o especialista si tiene dudas sobre su salud o antes de iniciar un tratamiento.

Todo sobre Salud

Todo sobre Famosos

Leer más de