No caigas en excesos: Estos son los peligros de tomar mucho café

No caigas en excesos: Estos son los peligros de tomar mucho café

  • Por Monserrat Saavedra

El café es la forma favorita de muchas personas para comenzar sus jornadas. Ya sea si después trabajas, haces ejercicio o estudias, pareciera ser que el día es mucho mejor cuando, antes que todo, tomas una taza de café.

Pero la rica sensación que queda de la bebida, puede ser perjudicada si es que caes en los excesos.

La cafeína, el principal compuesto de este líquido, es una sustancia que debe ser limitada en su consumo. Lo ideal, según Clínica Mayo, es jamás superar los 400 mg de cafeína, lo que -aproximadamente- equivale a 10 latas de bebida cola o 2 de energética. 

Superar los límites recomendados, podría acarrear ciertos malestares en tu salud a futuro.

¿Qué pasa si tomo mucho café?

La mayoría de las personas consumen esta bebida por los beneficios que trae para despertar, pero mucho café podría producir un episodio de insomnio. Conciliar el sueño podría volverse una tarea casi imposible, por lo que los expertos recomiendan no tomar café, al menos 4 horas antes de la hora en la que normalmente te acuestas. 

Incluso antes de que tengas problemas de insomnio, muchas tazas de café podrían producir intranquilidad o aumentar los síntomas propios de la ansiedad. Palpitaciones irregulares, sudoración excesiva y temblores podrían resultar de este hábito.

 

Taza de café caliente frente a un computador
Taza de café caliente frente a un computador

 

Pero como todo sube, después todo debe bajar, así es como la caída de esta sustancia en el organismo resulta en un cuadro de fatiga, como una especie de efecto rebote después de la exaltación. 

Incluso tu salud digestiva y arterial corren riesgos. Según un estudio de la Universidad de Nijmegen de Holanda, el efecto estimulante de la bebida en el sistema nervioso está relacionado con un aumento en la presión arterial. 

Mientras que otra investigación determinó que el efecto laxante del café puede acarrear diarreas, dolor abdominal y un aumento en los malestares propios del síndrome de colon irritable.

Este artículo está diseñado para informar y no pretende dar consejos o soluciones médicas. Pregúntele siempre a su doctor o especialista si tiene dudas sobre su salud o antes de iniciar un tratamiento.

Todo sobre Alimentación saludable

Todo sobre Salud