Maní y mantequilla de maní Unsplah

Estas son todas las personas que no deberían comer mucho maní

  • Por Meganoticias

El maní lo conocemos como un fruto seco, pero se trata de una especie de leguminosa de América del Sur,  comercializada y consumida en todo el mundo. Es que es un alimento rico en proteína, grasas saludables y nutrientes muy beneficiosos para el organismo de todas las personas.

Biotina, cobre, niacina, folatos y vitamina E son parte de la composición de esta legumbre, los cuales le pueden hacer muy bien a tu cuerpo, aunque el exceso tampoco será muy beneficioso. Dependiendo de tu estado de salud de base, algunas consecuencias del consumo excesivo puede que te afecten más que a otros. 

Revisa quiénes son las personas que deben evitar o disminuir la cantidad de maní que comen:

Si eres alérgico

La alergia al maní es una de las hipersensibilidades a alimentos más comunes en el mundo. En este caso, las proteínas araquina y conataquina son las responsables de las alergias, según los estudios.

Por lo general, esta condición se presenta con hinchazón de la boca, lengua, labios o garganta, además tienen problemas para respirar, baja presión, vómitos, diarrea y picazón en la piel. Dependiendo de cada caso, una persona podría llegar a morir si se expone a estos alimentos. 

Si tienes hipertensión

Si eres de los que solo come maní salado o saborizado, y además ya has sido diagnosticado con problemas de presión arterial, deberías tener en cuenta tus porciones.

Es que durante el proceso de producción se le agrega al maní grandes cantidades de sodio, o aditivos que actúan igual que la sal, que podrían tener un efecto negativo en tu salud. En estos casos, es mejor comprar maní natural y tostarlo en casa. 

Si tienes diabetes 

Si bien, en las porciones adecuadas, el maní ha demostrado ayudar a las personas con diabetes tipo 2 a manejar la enfermedad, podría generar problemas si es que se come en exceso. 

Pero el efecto negativo no sería en el azúcar, pues las revistas especializadas indican que el mayor problema es el alto contenido en ácido graso omega-6. Su alta ingesta puede aumentar la presión arterial en diabéticos; de hecho, según el sitio Medline Plus, quienes tienen este diagnóstico deberían evitar los suplementos con este ácido graso. 

Si te faltan nutrientes

Esta leguminosa cuenta con una variedad de antinutrientes que impedirán la capacidad de tu cuerpo de absorber los nutrientes que este y otros alimentos aportan.

Al igual que otras semillas y legumbres, contiene ácido fítico, entre un 0,2 y 4,5% de concentración, un antinutriente que inhibe la absorción de hierro y zinc.

Este artículo está diseñado para informar y no pretende dar consejos o soluciones médicas. Pregúntele siempre a su doctor o especialista si tiene dudas sobre su salud o antes de iniciar un tratamiento.

Todo sobre Alimentación saludable