MegadenunciasEscríbenos aquí
Los tres síntomas de la presión arterial alta que podrían confundirse con otra enfermedad Pexels

Los tres síntomas de la presión arterial alta que podrían confundirse con otra enfermedad

  • Por Meganoticias

La presión arterial alta es una afección que se manifiesta con síntomas contundentes y otros que son más generales. De hecho, algunos pueden confundirse con otras condiciones médicas.

El diagnóstico de tensión alta se confirma al mantener valores sostenidos que superan los 140/90 mmHg, pero estas cifras suelen ser reguladas con ayuda de tratamientos indicados por especialistas.

Si los pacientes con hipertensión se descuidan estarían en riesgo de padecer graves consecuencias como infartos, accidentes cerebrovasculares e insuficiencias cardíacas. La mejor forma de prevenir es llevar una dieta sana, actividad física regular y un estilo de vida saludable.

Síntomas de la presión arterial alta

La Asociación Estadounidense del Corazón (AHA) explica en su portal web que hay síntomas de presión arterial alta relacionados de manera no concluyente, por lo que podrían ser causa de otra enfermedad.

Tener manchas en los ojos es el primero de estos signos, pues las hemorragias subconjuntivales son comunes en los pacientes con diabetes e hipertensión, a pesar de que estas enfermedades no las causan. Suelen ser una respuesta a los daños del nervio óptico.

El enrojecimiento facial se desarrolla cuando los vasos sanguíneos se dilatan, a causa de factores como la exposición al sol, ejercicios, estrés, calor y consumo de comida picante. Ello puede ocurrir bajo un cuadro de tensión alta, pero la patología no es lo que lo genera.

Los mareos en ocasiones se dan a consecuencia de medicamentos para la presión arterial alta, pero en el caso de que sean repentinos podrían ser advertencia de un derrame cerebral. Estos no deben ignorarse si vienen acompañados por fallas de equilibrio y pérdida de coordinación.

Signos de alerta severa

A pesar de que hay síntomas que pueden confundirse, hay otros que son motivo de alarma y ameritan la intervención inmediata de los médicos. En todo caso, es prudente mantener el control periódico, debido a que la presión arterial alta es un “asesino silencioso”, en gran parte asintomático.

La organización Middlesex Health indica que los signos de una crisis hipertensiva de emergencia son dolor de pecho intenso, ansiedad grave, dolor de cabeza, náuseas, vómitos, dificultad respiratoria y convulsiones.

Este artículo está diseñado para informar y no pretende dar consejos o soluciones médicas. Pregúntele siempre a su doctor o especialista si tiene dudas sobre su salud o antes de iniciar un tratamiento.

Todo sobre Salud

Leer más de