MegadenunciasEscríbenos aquí
Dieta para hígado graso: Esto es lo que no se debe comer si sufres esta condición Pexels

Dieta para hígado graso: Esto es lo que no se debe comer si sufres esta condición

  • Por Meganoticias

El hígado graso es una afección más común de lo que parece, pero con el control de los alimentos que se ingieren se puede llevar una dieta balanceada que ayude a contrarrestar sus efectos y molestias.

Esta es una enfermedad silenciosa, que se manifiesta cuando los daños son más severos y se está en vía de desarrollar consecuencias irreversibles, tales como una cirrosis.

Entre los síntomas que se pueden manifestar con esta condición médica se encuentran fatiga, signos de cansancio y dolor en la parte superior derecha de la zona abdominal.

Así es una dieta para hígado graso

Es prudente incluir en ella frutas, verduras y legumbres, pues son fuente natural de vitaminas y minerales, recomienda el Centro Médico Quirúrgico de Enfermedades Digestivas de España. Las vitaminas del grupo B y C funcionan como protectoras ante la inflamación hepática.

Las proteínas sin grasas son positivas para este propósito y entre ellas se ubican el pollo, pescados blancos, pavo, clara de huevo, legumbres o lácteos desnatados. Asimismo, hay que consumir alimentos que ayudan a la depuración, como alcachofas o espirulina.

Otro punto básico es la hidratación, para que este órgano realice sus funciones de la manera correcta. A pesar de que son bebidas, no es tan prudente el consumo de té, café y refrescos con cafeína.

Esto es lo que no se debe comer

Así como hay cosas que ayudan a contrarrestar el hígado graso, hay otras que agravan la condición de los diagnosticados. Un ejemplo de ello es la grasa, mediante carne de cerdo, piel de pollo, queso amarillo, tocino, margarina y chocolate, refiere el portal de bienestar TuaSaúde.

Tampoco se recomiendan cereales refinados como el arroz, pan blanco o la pasta, ni alimentos industrializados como comida rápida o soluciones congeladas. Los embutidos tienen un desempeño similar, así que hay que borrar de la dieta la salchicha, jamón serrano y salami.

Otros de los enemigos de los pacientes con esta condición médica son los productos llenos de azúcar, como helados, mermeladas, jugos pasteurizados, galletas, dulces en almíbar o néctares en polvo.

Este artículo está diseñado para informar y no pretende dar consejos o soluciones médicas. Pregúntele siempre a su doctor o especialista si tiene dudas sobre su salud o antes de iniciar un tratamiento.

Todo sobre Calidad de Vida