General Yáñez lamentó asesinato de carabinero: "No somos números, somos seres humanos que tenemos familia"

  • Por Ariel Araya

¿Qué pasó?

El Director General de Carabineros, Ricardo Yáñez, llegó hasta la parroquia San Ramón, en la comuna de Providencia, en donde será velado el sargento segundo Carlos Retamal, quien falleció tras ser agredido mientras fiscalizaba una carrera clandestina en San Antonio.

En la ocasión, la autoridad lamentó su deceso, y condenó los hechos de violencia que acabron con su vida y de los que otros funcionarios policiales han sido víctimas. 

¿Qué dijo el General Yáñez?

"Para mí han sido días muy duros, muy difíciles. Enterrar a un camarada y reunirse con la familia de un carabinero fallecido, es una situación compleja, dura. Es lo que enfrentamos todos los días", comenzó señalando Yáñez.

"Hemos tratado de hacer nuestros mejores esfuerzos por mejorar la forma de trabajar, de entregar mayor seguridad a nuestra comunidad, pero eso sólo será posible en la medida que volvamos a tener el respeto por las personas que deben cuidar, velar y resguardar a nuestro compatriotas", añadió.

En ese aspecto, manifestó que "la brutalidad y la violencia con la que se agredió al sargento Carlos Retamal es algo absolutamente inexplicable. La violencia que recibieron los carabineros en Puerto Montt son conductas intolerables. La violencia con que es agredido un carabinero en sus genitales es inaceptable".

Yáñez continuó diciendo: "Me ha correspondido tener que despedir a 6 de los nuestros, y creo que es el momento de un punto de inflexión en el que todos, y cada uno de los actores intervinientes en el sistema penal hagamos un esfuerzo mayor para que los responsables que agreden a los que tienen que defender a la ciduadanía estén en la cárcel y no al revés".

"Es el momento en que el respaldo que tienen que recibir los carabineros, que arriesgan todos los días la vida, aquellos que cumplen medidas de protección en la Araucanía, reciban el real respaldo y apoyo que merecen de una institución que sabemos que tiene riesgos, pero que merece reconocimiento y el apoyo de todos los actores para poder trabajar tranquilos y seguros", expuso.

"Sabemos que el que es detenido por matar a un carabinero va a recibir las penas y castigos que corresponde, pero aquel que lo insulta, aquel que lo agrede, aquel que lo escupe, aquel que lo menoscaba en su condición de servidor público también merece un reproche que debe ser condenado, porque cuando traspasamos esa línea ya no queda más defensa de los derechos de las personas", explicó, añadiendo que "somos responsables de garantizar la seguridad de las personas y para ello hay que repudiar actos como estos". 

"No somos números"

La máxima autoridad de Carabineros se refirió a las críticas que reciben por no llegar a ciertos procedimientos: "Bueno, si esas cosas ocurrieran, no pasarían estos desenlaces fatales. No estaríamos hoy despidiendo a un mártir más".

"No somos números, somos personas, somos seres humanos que tenemos familia, que lloramos, que sufrimos, y la pérdida de uno de nosotros, duele. Y nos tenemos que hacer de valor, y nos tenemos que mantener de pié, tenemos que seguir con los brazos trabajando, por la seguridad de cada uno de nuestros compatriotas, sin distinción y sin excusa", manifestó.

"Es el momento en que nos unamos por la paz, por la tranquilidad de todos, por la seguridad de todos. Pero para eso necesitamos respeto. No podemos seguir haciendo esto como una normalidad. No podemos seguir relativizando la violencia hacia un funcionario que es responsable de entregar seguridad. La violencia es condenada en todas su formas, venga de donde venga, pero particularmente es condenable aún más cuando se agrede a los responsables de garantizar la seguridad de todos nosotros", agregó.

Posteriormete, tuvo palabras para los homicidas, afirmando que "vamos a pillar a los responsables, los vamos a detener, porque sabemos que hay información, porque sabemos que se están poniendo de acuerdo, de tal manera que esto no quede impune". 

Leer más de