Ministra Vallejo reitera dichos sobre "obstáculos" de la Constitución actual pero aclara que "no nos impide gobernar"

  • Por Aton

¿Qué pasó?

Camila Vallejo, ministra secretaria general de Gobierno, reiteró su opinión dada el lunes a un diario de la región del Maule, en el sentido de que la Constitución de 1980 provoca una serie de obstáculos para el cumplimiento del programa del Presidente Gabriel Boric.

Tras una actividad realizada en la feria de Lo Valledor, con el lanzamiento de 70 microbancos de alimentos, la vocera de La Moneda manifestó que “yo dije que son conocidas por todos y todas las limitaciones constitucionales que pone la Constitución del 80, razón por la cual se inició un proceso constituyente en nuestro país. No lo digo yo, son hechos de la causa”.

"No es nada nuevo lo que dije"

La vocera de gobierno indicó “cuántas veces nos tuvimos que enfrentar a requerimientos en el Tribunal Constitucional (TC) que echaron abajo importantes proyectos incluso aprobados por mayoría en el Congreso, como por ejemplo la reforma laboral y la titularidad sindical o todo lo que fue el Sernac”.

“No es nada nuevo lo que dije, lo he dicho en otra oportunidad y es conocido por todos y todas las limitaciones, pero eso no nos impide gobernar. Jamás dije que eso nos impedirá gobernar. Nuestro Gobierno seguirá gobernando porque es un mandato que la ciudadanía le ha dado”, insistió.

¿Qué pasará luego del Plebiscito?

Vallejo aseguró que “pase lo que pase en el Plebiscito, nuestro mandato, compromiso y convicciones es seguir gobernando, empujando con mucho entusiasmo el programa. La reforma previsional, de salud, las 40 horas, la banca nacional para un nuevo modelo de desarrollo, etcétera. Ese es nuestro compromiso y convicción”.

La ministra recalcó que “sin lugar a duda, pase lo que pase, lo seguiremos empujando hasta el final porque es el compromiso y mandato ciudadano y popular... nuestro programa no está condicionado, lo vamos a empujar porque nuestro mandato es seguir gobernando”.

Agregó que “es una realidad, un hecho de la causa y no un vínculo que nosotros hagamos, el que la Constitución del 80 ponga ciertas restricciones y limitaciones que le son propias, son de su propia naturaleza, que no están inventadas ni creadas por el Gobierno”.

“Yo creo que hay que respetar una voluntad popular y mayoritaria, en el Plebiscito de entrada, casi el 80% de la población señaló de manera contundente que la Constitución del 80 se tenía que cambiar por una hecha en democracia y que representara la realidad de nuestro país y su diversidad”, añadió.