Amigo de chilena secuestrada por su pareja en Perú asegura que ella siempre tuvo diariocorreo.pe

Amigo de chilena secuestrada por su pareja en Perú asegura que ella siempre tuvo "intenciones de volver"

  • Por Javiera Rodríguez

¿Qué pasó?

Un amigo de la chilena que estuvo secuestrada cuatro años en Perú conversó sobre cómo era esta madre, que fue rescatada tras permanecer encerrada en un departamento junto a su hija de dos años.

V.R.S., de 42 años, logró salir del lugar donde la mantenía su esposo gracias a una denuncia de una vecina.

"Como la tuvieron allá es sorprendente"

"Yo la conocí en una obra de la localidad de Socaire. Ella era laboratorista y llegó a trabajar a la empresa donde yo trabajo. Era bien alegre, una persona agradable, no tuvo nunca problemas con nosotros. Era deportista, le gustaba salir a trotar", contó Jorge Muñoz en Contigo en la Mañana.

"Era una mujer súper autónoma, independiente, atlética. Y como la tuvieron allá es sorprendente", expresó.

Además, relató que "tenía intenciones de irse a Perú porque ella al parecer ya había ido y tenía intenciones de volver". 

"Yo la traté de contactar después para otro contrato, que también necesitábamos a una profesional, y la ubiqué y ella ya me dijo que estaba en Perú... Tiene que haber sido el 2018 o el 2019, por ahí", afirmó.

Declaraciones del marido

El mismo matinal se contactó con el marido de la mujer, Stefano Armas Gabrieli, quien negó todas las acusaciones en su contra.

"Nuestro abogado nos dice que esta información es reservada, él se comunicará más tarde", señaló.

Sólo se limitó a decir que "nuestra bebita nació en una clínica en el Perú, gracias y recibe muchas bendiciones".

El caso

La vivienda en la que estuvo secuestrada desde diciembre del 2018 se ubica en la calle Las Casuarinas, en la ciudad de Chiclayo de la región de Lambayeque.

En el lugar vivía Julio Juan Armas Alcalde y su hijo Giorgio Stefano Armas Gabrieli.

"Conocí a mi esposo por Facebook, por ello viajé a Perú. Al vivir en casa de mis suegros, me insultaban de la peor manera, pese a que estaba embarazada. Incluso mi suegro me golpeó al descubrir que hablaba con mi hermana pidiéndole ayuda que me rescaten", contó la chilena, según consignó Diario Correo.

"La comida me la daban por la puerta y luego me encerraban, pues todo el día me tenían vigilada", señaló.

"Mi hija no habla, no interactúa con otros niños porque no hemos salido a la calle. Mi hermana desde Chile hizo una denuncia, pero me obligaron a mentir y la denuncia se archivó", recordó.

El rescate

El 1 de mayo de este año, la mujer sufrió una complicación de salud, que permitió que se prendieran las alertas sobre su situación.

La mujer tuvo un sangrado que le provocó que cayera desmayada en el baño al golpearse la cabeza. Tras la situación, una vecina se percató de lo ocurrido y dio aviso a los efectivos del orden.

Fue así como inició una investigación, que terminó con el allanamiento del departamento donde se encontraba la secuestrada, el que se llevó a cabo el pasado miércoles 11 de mayo.

Leer más de