MegadenunciasEscríbenos aquí
LUN

"Esas juntas no lo llevaban a ningún lado": Realizaba encerronas y sus padres lo entregaron a la PDI

  • Por Meganoticias

¿Qué pasó?

Durante la madrugada de pasado jueves, la Policía de Investigaciones (PDI) allanó los domicilios de cinco jóvenes que participaban en encerronas y portonazos en el sector oriente de la región Metropolitana. Uno de ellos no fue encontrado y al día siguiente, sus padres lo entregaron a la PDI.

Delitos

Los cinco jóvenes estaban siendo buscados por delitos por robos con violencia en modalidad encerrona y portonazos, ocurridos en Vitacura, Recoleta y Huechuraba, informa LUN.

Tienen 15, dos 18 y el último 19 años. El quinto, quien tiene 17 años, y este no fue encontrado donde figuraba su domicilio. No obstante, al otro día del allanamiento, fueron los padres quienes lo llevaron hasta el cuartel de la PDI en Vitacura.

Que responda ante la justicia

La acción de los padres fue agradecida y aplaudida por la PDI. Óscar Bacovich, jefe de la Brigada Investigadora de Robos e Intervención Criminalística, atendió a los padres del joven.

"Primero, les agradecí la disposición de entregar a su hijo, sabiendo que la policía había allanado uno de los domicilios que nosotros teníamos registrado en los que el menor pernoctaba", señaló la autoridad.

"Ellos quieren que esta situación se aclare. Los papás creen que su hijo no está involucrado en estos hechos y, si así fuera, piden que lógicamente responda ante la justicia", agrega, señalando que los padres se comprometieron a un "mayor control" sobre el muchacho.

Malas juntas

El subprefecto señala que le padre le comentó que estaba preocupado por los amigos que el joven tenía y que "las juntas que tenía su hijo no lo estaban llevando por buen camino".

"De alguna u otra manera podría haber pensado que ellos lo habían inducido a cometer estos actos delictivos", indica Bacovich.

No está clara su participación

De acuerdo a la investigación que se ha llevado a cabo, la PDI señala que todavía no han podido vincularlo directamente con los robos. La banda se apodaba los "Pac-Man", la cual ya había sido desintegrada en agosto pasado pero volvieron a rearmarse.

"No era la persona más violenta, ni la que se bajaba e intimidaba a las personas, sino que era un mero acompañante dentro del vehículo", detalla el subprefecto.

Todo sobre Noticias Hoy Santiago