Mycoplasma genitalium: La desconocida enfermedad de transmisión sexual que puede resistir los antibióticos

Mycoplasma genitalium: La desconocida enfermedad de transmisión sexual que puede resistir los antibióticos

  • Por Oliver Rodríguez

"No se trata de una enfermedad nueva, es poco conocida, porque el problema que produce fundamentalmente es que son muy poco sintomáticas o asintomáticas, por lo cual hacer diagnóstico no es facil".

Así, la doctora Alexandra Calvo, ginecobstetra de la Red Salud UC, explicó a AhoraNoticias.cl las características de la llamada mycoplasma genitalium, enfermedad de transmisión que afecta tanto a hombres como mujeres, pero cuyas peores consecuencias son para estas últimas. 

Una de las particularidades de la afección es que, potencialmente, puede desarrollar resistencia a los antibióticos hasta convertirse en una "superbacteria", de no controlarse adecuadamente. 

DETECCIÓN

Según la profesional, su detección se realiza por medio de un test que demora tres días en revelar los resultados y que se toma por medio de muestra de orina, o de uretra, en el caso de los hombres, o muestra vaginal, en el caso femenino. 

"Lo malo del test es que no informa la sensibilidad antibiótica de estos microorganismos, ya que estos han ido desarrollando ciertas resistencias a los antibioticos que usualmente utilizamos en el tratamiento de las demás enfermedades", complementa.

Paralelamente, Calvo aclara que si bien su detección en laboratorio es compleja, en varios recintos asistenciales de Chile se han implementado métodos que permiten aumentar su visibilidad. 

SÍNTOMAS

Entre los síntomas comunes la doctora ginecobstetra señala, en el caso de las mujeres: dolor al orinar; dolor o sangrado durante las relaciones sexuales; además de afectación o dolor pélvico. En el caso de los hombres, la experta señala que son similares, además de descargas anormales por la uretra, secreciones de mal olor, dolor al orinar o, en menor medida, prostatitis. 

CONSECUENCIAS

Respecto a las consecuencias de la enfermedad, la especialista aclara que son de mayor cuidado en las mujeres. "Al no dar síntomas tan evidentes, hacen que la infección se mantenga en forma crónica, lo que daña los organos reproductores, también síndromes adherenciales severos, lo cual trae como consecuencia mayores tasas de embarazo ectópico o tubario (embrión en las trompas de falopio), Y dolor pélvico crónico", explica. 

Finalmente, en el caso de los hombres, Calvo asegura que "el daño es menos menos evidente, pero este se convierte en un transmisor de la enfermedad, aunque es menos probable que dañe sus órganos".