Reuters.

Documento del ex director del FBI revela presiones de Trump para frenar investigación sobre vínculos con Rusia

  • Por Oliver Rodríguez

Guardar

Guardada

A menos de una semana de que publicara en su cuenta de Twitter su esperanza de que no hayan filtraciones de sus conversaciones, este miércoles el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, recibió un duro golpe al conocerse el contenido de un informe del recién despedido director del FBI, James Comey, en donde asegura que el magnate habría intentado influir en la investigación que se lleva adelante respecto de sus presuntos vínculos con Rusia.

Estas presiones, según el reporte de Comey consignado por el New York Times, tuvieron lugar en la reunión que sostuvo con Trump un día después de que renunciara su asesor de Seguridad Nacional, Michael Flynn, luego de que se conociera que ocultó información al FBI respecto de sus conversaciones con el embajador de Rusia cuando aún no asumía la nueva administración.

“Espero que pueda ver el modo de dejar esto, de dejar ir a Flynn”, fueron las palabras de Trump que, textualmente, consignó Comey en su informe, para luego insistir señalándole que su ex asesor “es un buen chico. Espero que pueda abandonar”.

Ante esto, Comey se limitó a asentir sin comprometer acción alguna de su parte, señalándole que “estoy seguro que es un buen chico”.

REACCIÓN

Tras la filtración de este documento, la reacción en la Casa Blanca no se hizo esperar y, a través de un comunicado, señalaron que Trump ha señalado en “repetidas ocasiones” su aprecio por el general Flynn.

“El Presidente nunca ha pedido al señor Comey o cualquier otra persona poner fin a cualquier investigación, incluyendo una investigación que involucra al general Flynn”, señala el comunicado incluido en la publicación del New York Times.

Paralelamente, el artículo señala que Comey era conocido por respaldar con este tipo de documentos  todas las conversaciones que pudieran complicarlo en el futuro. Paralelamente, dos fuentes del medio estadounidense señalan que el ex director del FBI estaba incómodo con su relación con Donald Trump.  

LEE TAMBIÉN:

Nota

Nota

Compartir