Serena Williams fue consolada por su rival. Reuters

El gran gesto de su rival ante llanto de Serena Williams que no pudo seguir jugando

  • Por Mega Deportes

Un increíble gesto de deportividad se registró en el WTA de Toronto y que da que hablar en todo mundo.

Todo se vivió en la final del certamen cuando la estadounidense Serena Williams se vio obligada a abandonar el partido por un dolor en la espalda.

Todo en medio de su desafío ante la canadiense Bianca Andreescu, quien se imponía por 3-1 momento en que su rival acusó la lesión.

Ante el panorama, la jugadora de 37 años no pudo evitar el llanto al señalar que “no me puedo mover”.

Frente al situación, la Andreescu, de tan sólo 19 años, no optó por festar por conseguir el título, sino que se acercó a su silla, ofreciéndole palabras de aliento y un abrazo consolador.

“Esto apesta compañera. He visto toda tu carrera eres una bestia”, le dijo para luego, tomarla de las manos y la levantó para que ambas saluden al público.

Mira el emotivo momento