Esto es lo que pasa con tu cuerpo cuando no comes suficientes vegetales

Puede que los padres luchen por conseguir que los niños coman más vegetales, pero si eres un adulto, son pocas las excusas que tienes para evitar estos productos.

Junto con las verduras, son las principales fuentes de vitaminas y minerales encargadas de mantener todo tu cuerpo funcionando de la mejor capacidad. 

 

Pexels

 

Desde la Organización Mundial de la Salud (OMS), recomiendan consumir, al menos, 400 gramos o cinco porciones de vegetales a diario para reducir las posibilidades de tener algunas enfermedades. 

Si es que no ingieres la suficiente dosis, pones en riesgo de que tu cuerpo sufra una serie de consecuencias médicas. 

Te costará ir al baño

 

Pexels

 

Si quieres tener una buena digestión debes priorizar la fibra en tu dieta. Este carbohidrato ayuda con la velocidad del tránsito intestinal y se encuentra, primordialmente, en diferentes frutas y verduras. 

"La fibra dietética adecuada procedente de los vegetales ayuda a añadir más volumen a los desechos y ayuda a moverlos más rápidamente a través de los intestinos. Solo asegúrese de beber suficiente agua mientras aumenta su consumo diario de fibra", detalló a Eat This!Yasi Ansari, nutricionista estadounidense. 

Otra consideración que se debe hacer, si quieres aumentar la fibra que comes, es hacerlo lentamente, para evitar que las altas dosis de fibra produzcan malestar estomacal, como hinchazón.

Andarás más decaído

 

Pexels

 

Los alimentos que consumos impactan directamente a tu estado de ánimo, tanto por lo que te puedes con estos y con lo que los remplazas. 

"Si no come suficientes verduras, entonces la principal fuente de energía de tu dieta proviene de alimentos ricos en grasas, carbohidratos altamente procesados. Por lo que es probable que reciba una ráfaga de energía inmediata, seguida de un bajón después de la mayoría de las comidas. Esto puede provocar fatiga, pérdida de memoria y cambios de humor", explicó al portal estadounidense la nutricionista, Maggie Michalczyk.

Sentirás más hambre

 

Pexels

 

Además de ayudarte a ir al baño, la fibra es un carbohidrato complejo que permite mantener la saciedad durante más tiempo y ayuda a regular los niveles de glucosa que se acumulan en la sangre.

"Al no comer suficientes verduras, es posible que se te antoje otra comida o tentempié poco después de la comida que acabas de consumir", añadió la experta en nutrición, Ansari.

Es que cualquier tipo de carbohidrato complejo se demora más en procesar, debido a su estructura molecular más grande, y por eso permiten que no sientas hambre tan rápido. 

Tu piel se verá más opaca

 

Pexels

 

"Las verduras están repletas de antioxidantes que pueden ayudar a prevenir a nuestro cuerpo de los radicales libres que pueden dañar la textura de nuestra piel", contó a Eat This!, la dietista estadounidense,  Keri Gans.

Algunos de los nutrientes que perderías y que cambiarían el aspecto de tu piel son la vitamina C, E, K y betacarotenos que usualmente encuentras en las verduras.

Además, ciertos vegetales aportan grandes cantidades de agua, otro ingrediente que permite tener una piel saludable. 

Puede que tengas calambres

 

Pexels

 

Una de las principales razones por la que ocurren los calambres es por la deficiencia de potasio. Este mineral es considerado un electrolito encargado, en parte, de la contracción muscular.

"Pueden producirse calambres y espasmos musculares si los niveles de potasio en sangre son demasiado bajos", comentó Charlotte Martin, nutricionista. 

De forma natural, el potasio se puede adquirir por las verduras y las frutas, principalmente de papas, espinaca, brócoli, tomates, paltas y las hojas verdes de la betarraga, entre otros productos naturales. 

Este artículo está diseñado para informar y no pretende dar consejos o soluciones médicas. Pregúntele siempre a su doctor o especialista si tiene dudas sobre su salud o antes de iniciar un tratamiento.

Todo sobre Alimentación saludable

Todo sobre Salud