¿Con qué frecuencia debo ir al baño? Shutterstock

¿Con qué frecuencia debo ir al baño?

  • Por Meganoticias

Cada uno tiene sus tiempos y conoce su cuerpo para saber cuál es el momento indicado, pero todos tienen la necesidad de ir al baño a defecar. En algunas oportunidades este proceso biológico se tarda, ya sea por estreñimiento u otras razones, logrando que pasen días e incluso una semana sin ocurrir.

Lo importante es saber cada cuánto tiempo debemos asistir al baño para hacer nuestras deposiciones, porque de transcurrir un periodo prolongado, puede ocasionar serios problemas para la salud.

¿Con qué frecuencia debemos defecar?

La gastroenteróloga Rabia de Latour asegura que no hay una respuesta específica para esta pregunta, porque los procesos dependen de cada persona. Por ejemplo, algunos defecan hasta dos veces al día y en horario determinado, mientras que otros lo hacen en tres ocasiones a la semana.

La doctora indica que el hecho de beber agua colabora en la evacuación intestinal, favoreciendo las visitas al baño. No obstante, no se trata de un "santo remedio", porque en muchos puede persistir el problema, a pesar de tomar líquido.

En lo que sí hay mayor claridad es en cuánto tiempo no debo pasar sin ir al baño: "No defecar durante tres días puede ser extremadamente atípico para algunas personas. Se cree que pasar ocho días sin defecar es preocupante, sin importar el horario regular de defecación del paciente".

¿Qué ocurre si paso mucho tiempo sin defecar?

"Es posible experimentar algo llamado perforación intestinal, que ocurre cuando las heces se acumulan tanto que perforan la pared del intestino. Generalmente, no ocurre en personas jóvenes sanas", explica la doctora.

Asimismo, el estreñimiento también puede derivar en una obstrucción intestinal: "Esto ocurre cuando las heces o los alimentos no pueden pasar a través de los intestinos y pueden causar dolor intenso, entre otros síntomas, como hinchazón en el abdomen, hinchazón y vómitos".

¿Cuándo debo ir a ver a un médico?

Si por muchos días no hay visitas al excusado, la recomendación es analizar los hábitos y estilo de vida que lleva la persona, como los alimentos que consume. Posiblemente, tales productos no contienen la suficiente fibra para la evacuación orgánica.

Lo mismo aplica si en los últimos días ha tomado algún medicamento, puesto que algunos pueden contribuir al estreñimiento (fármacos para la presión arterial o control de dolor, por ejemplo).

La cuestión ya es preocupante cuando no ha habido ningún cambio radical y aun así hay problemas para defecar. Por lo tanto, ahí se recomienda asistir a un médico para encontrar las causas y hallar una solución.

Este artículo está diseñado para informar y no pretende dar consejos o soluciones médicas. Pregúntele siempre a su doctor o especialista si tiene dudas sobre su salud o antes de iniciar un tratamiento.

Todo sobre Salud

Leer más de