Nieta de Gentileza Youtube.

Nieta de "Cantinflas" es acusada por su madre de secuestrarla: "Me golpeaban y me bañaban con agua fría"

  • Por Meganoticias

La familia Mario Moreno, “Cantinflas”, vuelve a estar en medio de la polémica. La nieta del reconocido actor, Marisa Moreno Bernat, es acusada por su propia madre, Sandra Bernat, de secuestro luego de que la encerrara en un centro de rehabilitación sin su consentimiento durante más de un año.

Sandra Bernat es la segunda esposa del único hijo de Cantinflas, Mario Moreno Ivanova, con quien tuvo tres hijos: Patricio, quien murió en 2013 luego de tener una vida de adicciones, y los mellizos Marisa y Gabriel Moreno Bernat, quienes tampoco escaparon de los vicios.

Aunque tenían el camino firme de su abuelo, los nietos de “Cantinflas” tuvieron una infancia llena de violencia y rechazo y, 29 años después de la muerte del actor, estas heridas aún no han sido sanadas.

La nuera de "Cantinflas" fue encerrada y maltratada

En unas declaraciones que dio al programa “Ventaneando”, Sandra Bernat da cuenta de lo fracturada que está la relación con sus hijos. La mujer aseguró que su hija, bajo engaños, la mantuvo secuestrada en un lugar ubicado en Hidalgo, México.

“Hace año y medio estaba en mi casa, en mi apartamento y de repente ella me llamó y me invitó a comer... Luego ella apareció con un grupo de personas que me somete y me montan en una camioneta”, relató.

Aseguró que desde ahí estuvo año y medio en un centro de rehabilitación. Sin embargo, durante este tiempo también fue llevada a un anexo, donde la maltrataron. “Hubo golpes, nos bañaban con agua fría, fue espantoso”, señaló.

Además, nunca estuvo pendiente de ella mientras estuvo recluida y señaló que prohibió cualquier visita. “Llegó un momento en el que decía ya me quiero morir porque dije nadie sabe que estoy aquí”, añadió.

¿Qué detonó la ira de la nieta de “Cantinflas”?

Sandra reveló que Marisa enloqueció cuando le notificó que había cambiado el testamento para beneficiar a su hijo Gabriel, quien ha tenido varias operaciones a corazón abierto, como una manera de protegerlo.

Comentó que, entre las propiedades que tiene, cuenta con dos apartamentos, uno de lujo y otro de menor valor y que cuando le comentó a su hija que lo iba a vender por los costos de su manutención, ella se enojó mucho.

“Yo entré a la institución y Marisa se fue a vivir a mi casa ese mismo día. No pagó mantenimiento, no pagó luz, no pagó agua y la corrieron. Vendió el departamento, el carro y con eso pagaba la mensualidad de la rehabilitación”, comentó Sandra.

Señaló que cancelaba entre en 7.500 y acabó en 8.000 pesos mensuales (400 dólares aproximadamente). “Ella se arregló los dientes, se fue a Europa y cuando se le acabó el dinero y dejó de pagar fue que pude quedar en libertad”, comentó Sandra.

Aunque la puede demandar por secuestro, no lo hará porque está embarazada.

“Incluso me dijeron en el centro que podía internarla también, pero internar a Marisa ahorita que está embarazada se me hace muy mala onda”, finalizó.

Todo sobre Famosos

Leer más de