Pagaron $193 millones en seis meses: El ranking de diputados y diputadas que más gastó en telefonía y servicios web

  • Por Paulette Desormeaux y Boris Bezama

¿Se imagina gastar casi dos millones de pesos en telefonía al mes? Eso es lo que algunos diputados y diputadas han pagado ciertos meses de este año con cargo a sus gastos operacionales.

Mega Investiga analizó cuánto desembolsaron en servicios de teléfono y web los 155 congresistas que conforman la actual Cámara desde que asumieron en marzo hasta agosto de este año: son más de $164,5 millones por concepto de telefonía y $28,3 millones por servicios web.

El monto mensual más alto en teléfonos fue de $1.838.000 y lo gastó la diputada Daniela Cicardini (PS) en el mes de abril. Consultada por Mega Investiga, la parlamentaria afirmó que se trató de “la compra de mi celular y los de mi equipo”, sin especificar mayores detalles. Cicardini fue la única congresista que no atendió a las consultas posteriores hechas para esta nota.

Diputado Santana (PS) está en el top 1 de gastos en telefonía

Sumando los montos de los seis meses analizados, el diputado con mayor gasto en teléfono es el socialista Juan Santana con $3 millones en total. “Esto no solamente representa el monto que uno gasta en el plan con el cual se contrata un teléfono, sino que, particularmente en este período que es nuevo, destinamos recursos para la compra de equipos que van en el funcionamiento de nuestro equipo parlamentario”, explica el diputado.

Consultado por Mega Investiga respecto a cuántos equipos se compraron, el congresista responde que no tiene el número exacto, “pero deben ser como siete, ocho o seis. Ese debe ser el margen de equipos que utilizamos en nuestra oficina”.

Al graficar los gastos de telefonía en que incurrió el diputado Santana en estos seis meses, se identifican dos saltos en mayo y agosto, cuando se pagaron, cada vez, más de $1,1 millones. Santana explica que el monto de agosto corresponde a la compra para reponer el IPhone que utilizaba y que le robó un motochorro.

“Hay que dejar en claro que las compras que se hacen de equipos no van en la propiedad del parlamentario o del funcionario. Naturalmente se entiende que esta es una compra que se hace con gastos operacionales para poder realizar esta labor, pero que una vez que esa labor concluye, ese equipo se devuelve”, aclara el diputado. De todos modos, hace una autocrítica que ningún diputado consultado para este artículo hizo. “ Aún no existiendo en la Cámara una regulación respecto a cuáles son los equipos que se pueden comprar, yo como parlamentario debí haberlo hecho con mi equipo y creo que eso no lo hice”, lamenta.

El presidente del Consejo para la Transparencia, Francisco Leturia, dice que poca gente sabe que los parlamentarios se fijan ellos mismos sus propios sistemas de control. “¿Hay una posibilidad de que esto cambie mientras las cosas se mantengan igual? Por eso nosotros estamos pidiendo, al menos, incorporarlos a los sistemas normales de transparencia y de control externo, porque nadie es buen fiscalizador de sí mismo”, advierte.

Diputados Célis (RN) y Lavín (UDI) lideran gastos en servicios web

Entre marzo y agosto, los legisladores de la Cámara gastaron $28,3 millones en servicios web. Lo llamativo es que, de los 155 congresistas, sólo ocho gastaron más de un millón de pesos por este concepto en los seis meses analizados.

El ranking lo lidera el diputado de Renovación Nacional, Andrés Celis, con casi $6 millones pagados por estos servicios. Su sitio web está construido sobre una plantilla de Wordpress que cuesta entre 25 y 50 dólares, es decir, unos $50 mil como máximo. ¿Cómo entonces se gastaron esos seis millones?

"Yo contrato a una productora que se encarga de mi canal de Youtube, de todas las redes sociales, de todos los videos míos, de fotografía, de acompañarme a terreno, de la gráfica, de todo lo que es el material audiovisual", explica el diputado. "Van contigo en el auto, te hacen videos, llevan la luminaria, llevan un dron, por ejemplo, te filman, hacen todo un producto que lo envasan", añade. Dice que esto ocurre porque "antes había un solo ítem, que era difusión, después hubo que dividirlo".

En segundo lugar en el ranking, está el diputado UDI Joaquín Lavín, que gastó $5,6 millones. Este justifica su gasto explicando que "a partir de este año, o fines del año pasado, devolví mi oficina distrital y hoy tengo una oficina virtual, por lo tanto pago una plataforma de servicio web para comunicarme con mis vecinos". Consultado por Mega Investiga respecto a la plataforma que utiliza, el diputado aclara que se trata de Modo74. "Esa es la empresa que lo provee y es de manejo de oficina y también de manejo de base de datos para el trabajo territorial", dice el congresista Lavín.

Mega Investiga buscó a la empresa que prestaría ese servicio, pero su sitio web está en mantención. Sin embargo, es posible determinar que fue creada por Felipe Vasquez Dieguez, quien fue asesor del diputado en el año 2019.

El director ejecutivo de América Transparente, Juan José Lyon, es crítico de estos gastos. "Es un monto demasiado alto para lo que uno compara con los servicios similares de Internet. Lamentablemente, está caída la página web de la empresa que contrató, pero si comparamos esa oficina digital, versus lo que cuesta tener una cuenta premium de Zoom o de Teams, son gastos mucho menores a lo que él gasta", señala.

Llama la atención que el diputado Joaquín Lavín no tiene sitio web: no lo socializó en su campaña ni lo tiene en sus redes sociales, y tampoco aparece en NIC, el portal de registro de páginas web.

Hace 12 años se creó un consejo de asignaciones parlamentarias que debe velar por el correcto criterio para el uso de los fondos públicos que se destinan a las respectivas Cámaras, pero este tema sigue estando en la polémica. De hecho, este martes 8 de noviembre se discutió la propuesta del Gobierno que busca rebajar en un 5% los gastos operacionales de los diputados y diputadas, incluyendo aquellos de web y telefonía.

Leer más de