"Jamás soltaré tu mano": Padre recibe insultos homofóbicos por caminar de la mano con su hijo con autismo

  • Por Nicolás Díaz Canales

¿Qué pasó?

Una indignante situación denunció por sus redes sociales un pintor de la región de Ñuble, quien dice recibir constantes comentarios homofóbicos y morbosos por salir a caminar de la mano con su hijo con Trastorno del Espectro Autista (TEA).

Se trata de Danny Valdebenito, quien utilizó su cuenta de Facebook el pasado martes para hablar sobre la realidad a la que se enfrenta cada vez que sale a caminar con su hijo Tomás, que tiene autismo severo.

"Hijo, yo jamás soltaré tu mano"

"Qué terrible experiencia caminar tomado de la mano de tu hijo con un autismo severo por comunas de Ñuble y escuchar comentarios morbosos y homofóbicos de personas que no estiman reservar su percepción personal y superficial. Más aún cuando es errónea", escribió Valdebenito, quien vive en la comuna de San Ignacio.

"Hijo, yo jamás soltaré tu mano", agregó en la publicación que ha sido compartida más de 10 mil veces.

"Una sociedad que da miedo"

Tras la gran repercusión que tuvo en las redes su publicación, Valdebenito agradeció todos los mensajes de apoyo que recibió y aprovechó para detallar aún más sobre las dificultades que ha vivido con su hijo.

"Mi hijo no entiende nada de esto y yo, como dicen muchos, no tomo en cuenta estos comentarios, pero decidí hacerlo presente, ya que me llamó la atención de manera penosa que en cada comuna que he visitado y he caminado junto a mi Tomy de la mano, he escuchado y percibido estos comentarios inadecuados y lamentables", escribió en un comentario de la misma publicación.

"Me entristece el alma al pensar que hoy que puedo acompañarlo somos vulnerables ambos. Una sociedad que se niega a entender que existimos familias con estas dificultades y que necesitamos de los espacios públicos para que nuestros niños enfrenten el mundo real, y no tenerlos en 4 paredes para no incomodar a quienes no los toleran o simplemente los desprecian", agregó en su testimonio.

"Mi temor es y será siempre no saber que sucederá con él cuando yo ya no esté. Percibo y observo una sociedad que da miedo y desconfianza para el futuro del ángel que me tocó cuidar y encaminar para el propósito de Dios, mi Tomás", cerró Danny Valdebenito.