Desde pagos por horas extras a miles de bienes perdidos: Revelan 63 irregularidades en gestión de Reginato en Viña

Desde pagos por horas extras a miles de bienes perdidos: Revelan 63 irregularidades en gestión de Reginato en Viña

  • Por Boris Bezama y Víctor Leppe

Más de mil bienes no ubicados, casi $23 mil millones pagados por concepto de horas extraordinarias; un sistema paralelo al registro de compras públicas; discrecionalidad para contratar a personal municipal y $19 mil 234 millones de déficits. Estas son algunas de las 63 irregularidades que una auditoría financiera, presupuestaria y forense encargada por la actual edil de la Municipalidad de Viña del Mar, Macarena Ripamonti, detectó en la gestión de la exalcaldesa Virginia Reginato, entre enero de 2016 y junio de 2021.

Los resultados de la auditoría, a los que Mega Investiga tuvo acceso, serán entregados por la alcaldesa a las concejalas y concejales de la comuna durante una sesión extraordinaria del Concejo Municipal la tarde de este jueves. En la convocatoria a dicha reunión, el municipio anuncia que las conclusiones "confirman un notable abandono de deberes de la administración anterior al no haber cuidado mínimamente el patrimonio municipal".

Camiones, motoniveladora y cargador frontal desaparecidos

Realizada por Panal Consultores y fechada el 19 de julio, la auditoría externa solicitó inventarios de la nómina de los bienes no ubicados, siendo estos 1.130, y solo se obtuvo información parcial de 15 de ellos. Entre los no habidos destacan tres camiones, una motoniveladora y un cargador frontal.
Con esta auditoría, la municipalidad de Viña del Mar buscó detectar eventuales falencias administrativas y financieras, y sobre todo aquellas que pudieran constituir responsabilidades administrativas, civiles o incluso penales.

Pagos por horas extras que casi llegan a $23 mil millones

El informe constató que los pagos por horas extras alcanzan los $22.979 millones, con una altísima frecuencia. En el período de 66 meses, un 97,7% del personal recibió pago por horas extraordinarias. La auditoría determinó que hubo una contravención con la legislación que regula la materia, porque finalmente no era un pago extraordinario, sino se trataba de un hecho habitual.

También se observó que “no se cumplieron las prácticas de registro y control indicadas por la Contraloría General de la República, como tasación de edificios, valorización y clasificación de obras de Arte ($1.696 millones a Junio de 2021), inventarios físicos de bienes, para determinar su estado de uso e identificación física”.

Aumento injustificado por arriendos de inmuebles

La auditoría determinó que hubo un “incremento injustificado” de arriendos destinados a seguridad ciudadana, subiendo de 142 UF en enero de 2015, a 250 UF a enero de 2016.

En la Casa del Deporte, en tanto, se advierten tres aumentos en el valor del arriendo en un plazo de dos años.

El estudio también advirtió que existen diferencias entre los saldos reportados en estados financieros y aquellos del sistema contable. Resaltan diferencias entre el total de activos y el total de pasivos y/o patrimonio, por un valor de $45.758 millones acumulados entre enero de 2016 y junio de 2021.

Ingresos idénticos por patentes y contrataciones sin procedimientos claros

El equipo de auditores identificó que los presupuestos y gastos anuales de esas fechas no poseen respaldos y hay cifras que llaman la atención. Por ejemplo, los ingresos por patentes de beneficio municipal tienen valores idénticos a lo largo de los años: $12.500 millones en 2020 y 2021.

En las conclusiones del documento se establece que tampoco se observaron principios orientadores para concursos públicos en las contrataciones. Para los casos de planta, no había un procedimiento formalizado y, para las contratas y honorarios, no existía un procedimiento de reclutamiento y selección.

Un sistema de registro de compras paralelo

De acuerdo al análisis de la auditoría, el municipio operaba con dos sistemas paralelos de registros de compras y la información en ambos no siempre coincidía. “La empresa proveedora de servicios computacionales, en ausencia de información oficial de Abastecimiento entregó listados de Órdenes de Compra que no necesariamente son los mismos que arroja la plataforma de ChileCompra, porque a este último se sube la información con posterioridad que en el sistema municipal”, explica el informe.

Además, la auditoría determinó que su manual de compra estaba desactualizado y los procedimientos de compras incompletos.

Leer más de