"Temí por mi vida": Simón Boric declara ante Fiscalía tras agresiones que sufrió en la Alameda

  • Por Meganoticias / Aton

¿Qué pasó?

Simón Boric, el hermano del Presidente de la República, Gabriel Boric, declaró a la Fiscalía Metropolitana Centro Norte, tras las agresiones que sufrió el pasado 1 de septiembre, en las afueras de la Universidad de Chile, en plena Alameda.

¿Qué dijo Simón Boric?

En sus declaraciones, Simón Boric señaló que estaba cerca de la Casa Central de dicho centro de estudios -donde trabaja como jefe de prensa- cuando vio a encapuchados intentando abrir un local de comida rápida, según consignó El Mercurio.

"Por eso me acerqué a estos sujetos y los encaré, les dije que su actitud no aportaba en absolutamente nada, ya que estaban atacando a gente trabajadora (...) ante lo cual dos sujetos que se encontraban saqueando el local comercial, se me acercaron y me dijeron 'qué te metí, conch...'", afirmó.

Boric añadió que "luego uno me agredió con un palo en mi cabeza y el otro me golpeó con un puñetazo; sin embargo, un señor me tomó del brazo y me intento defender". Más tarde, continúa el relato, "se me acercó una mujer y me escupió en la cara, (...) se me fueron acercando más personas, las que comenzaron a agredirme con patadas y combos".

"Temí por mi vida"

Una vez comenzó a ser agredido, Simón aseveró que intentó defenderse: "Alcancé a golpear a un sujeto, estaba muy cerca de mí, recuerdo que tenía una bolsa con la que me golpeaba, (….) solo intenté defenderme y escapar rápidamente del lugar, pero no pude hacer mucho, ya que la turba de personas no me permitía avanzar".

Por otro lado, describió que "estas personas me gritaban groserías, tales como: 'cuico cul... te vamos a sacar la chu...', 'péguenle más fuerte' (...) Esta situación me asustó mucho y temí por mi vida".

Añadió que en un momento cayó al suelo y "allí las personas continuaron golpeándome", momento en que le quitaron su teléfono, y él se apresuró a tomar su billetera "para que no me la sacaran".

En la declaración explicó que "pasados unos minutos sentí que una persona se lanzó sobre mí. Al mirar su rostro me di cuenta de que se trataba de mi compañera de trabajo F.P. quien intentaba ayudarme para que no siguieran golpeándome. Varios compañeros de trabajo comenzaron a dispersar a los agresores".