Ministra Tohá espera que el próximo año haya una Nueva Constitución y condena hechos de violencia en protestas ATON

Ministra Tohá espera que el próximo año haya una Nueva Constitución y condena hechos de violencia en protestas

  • Por Javiera Rodríguez

¿Qué pasó?

El ministra del Interior, Carolina Tohá, manifestó que espera que Chile tenga una Nueva Constitución antes de que se cumplan los 50 años del Golpe de Estado, mientras que también condenó la violencia que ha ocurrido los últimos días en medio de las protestas en el centro de Santiago.

Cabe recordar que el 11 de septiembre de 2023 se cumplirá medio siglo desde que se bombardeó el palacio de La Moneda y llegó al poder Augusto Pinochet.

¿Qué dijo Tohá?

"Lo mejor para Chile sería que el próximo año tengamos el proceso constituyente resuelto... Yo esperaría que cuando se conmemoren los 50 años del Golpe de Estado tengamos acordada una nueva Constitución, sería lo más sano para todos y todas", señaló la secretaria de Estado en conversación con Radio Cooperativa.

"Yo acompañé al Presidente de la República en la reunión que tuvo con todos los partidos con representación parlamentaria y el único que no estuvo fue el Partido Republicano. Todos estuvieron, Chile Vamos estuvo completo, estuvo el Partido de la Gente", afirmó.

En ese sentido, aseguró que "estuvieron todos, Chile Vamos, el Partido de la Gente, las coaliciones que apoyan al Gobierno; el único que no estuvo fue el Partido Republicano. Y ahí se dijo transversalmente que esto debe ser rápido y con el mayor esfuerzo".

Violencia en protestas

Por otro lado, se refirió a la violencia en las protestas, afirmando que "desde el Ministerio del Interior, tenemos como primer propósito reconducir la forma en que llevamos la convivencia de nuestro país por un cause de respeto. Y respeto significa que los derechos de personas se pueden ejercer, ciertamente entre ellos está el derecho a la manifestación, pero el derecho a quemar buses y a romper semáforos no existe".

"Nosotros tenemos que buscar la manera de reconducir la forma en que se ejerce este derecho a la manifestación y también muchos otros derechos en la vida social por un ámbito que nos permita respetar a los demás. Eso no sólo significa reafirmar los derechos, sino que también reafirmar que hay límites", agregó.

"Si alguien cree en el derecho a quemar buses, lo invito a proponer su punto de vista y le aseguro que esos argumentos son inexistentes, y que los argumentos del Gobierno aquí van a ser muy firmemente que este límite no puede pasar y que nosotros vamos a emplear las herramientas legítimas que tiene el Estado para que esos límites se restituyan", aseveró.

Avanzar en un acuerdo

La ministra sostuvo que para "reconducir" la violencia en las manifestaciones hay que implementar políticas públicas y avanzar en un "acuerdo amplio y estableciendo los límites".

"Desde el punto de vista operativo creo que ha habido bastantes mejorías en las formas que se enfrentan estas situaciones, todavía nos faltan algunas mejorías (…) pero puedo decir que hay detenidos, que ha habido una actuación policial que ha estado dentro de los límites aceptables, puedo decir que los intentos de paralizar la ciudad ayer (jueves) no se lograron", indicó.

¿Es posible otro estallido social?

Al ser consultada si las últimas protestas en Santiago anticipan un nuevo estallido social, manifestó: "Creemos de manera muy contundente que esta situación es muy diferente de la que hubo cuando se desarrolló el estallido social y creo que es más importante, y la reflexión que todos deberíamos hacer, es que el estallido social fue una expresión ciudadana de cambios en la sociedad, y que acabamos de tener un tropiezo gigantesco en el proceso constitucional a propósito de esos cambios".

"Si queremos ser coherentes con lo que nos dijo la ciudadanía en ese estallido, lo que necesitamos, sin duda alguna, no es otro estallido, sino dar respuesta a esas demandas ciudadanas construyendo mayorías (…) y quemar buses o romper semáforos no ayuda a crear mayorías y generar esos cambios sociales", sentenció.

"Creo que ningún elemento hoy día está para que se genere un nuevo estallido social, pero los incidentes no tiene que estallar y llegar al nivel de estallido social para ser molestos y causar daños y eso lo tenemos que evitar", añadió.

"Se está interrumpiendo el Metro sin ninguna demanda clara"

Tohá señaló que "el problema es que se está interrumpiendo el Metro sin ninguna demanda clara, sin haber intentado ningún diálogo con la autoridad y sin haber planteado ninguna solución que no sea interrumpir el Metro".

"Entonces, no es un camino y creo que gran parte de los grupos que están haciendo estas acciones no están buscando una demanda, están buscando generar un ambiente previo al 18 de octubre y el Gobierno, en ese sentido, no va a confundirse entre las legítimas demandas estudiantiles con las estrategias de grupos radicales que quieren generar un clima de tensión", expuso.