Hermanos fueron víctimas de bullying en el colegio y ahora su familia será indemnizada con $30 millones Aton

Hermanos fueron víctimas de bullying en el colegio y ahora su familia será indemnizada con $30 millones

  • Por Ana María Lizana

¿Qué pasó?

La Municipalidad de Arica deberá indemnizar a una familia que fue afectada por casos de acoso escolar. Dos hermanos con Trastorno del Espectro Autista (TEA) y con sordera, respectivamente, sufrieron acoso en sus colegios.

Trato despectivo

Los hechos se remontan a 2016, cuando un joven con Trastorno Espectro Autista (TEA) fue suspendido en la Escuela D-7 General Pedro Lagos Marchant de Arica.

Su suspensión se debió a que "se descompensó y reaccionó" cuando otros tres niños comenzaron a molestarlo, por lo que el joven no resistió tal presión, consigna LUN.

Asimismo, la demanda señala que el joven era reiteradamente acosado por otros estudiantes, quienes lo trataban despectivamente.

Estos hechos fueron relatados por el mismo joven a sus padres. El estudiante afectado indicó que "la tutora solo ve su celular, no me toma en cuenta y esos niños me molestan".

Su hermana también fue acosada

Además él, su hermana mayor también fue acosada por sus compañeros de colegio. Ella tiene hipoacusia neurosensorial bilateral, por lo que no escucha bien de ambos oídos.

Un año después, en 2017, a la joven "la molestaban mucho por su condición de gordita", indica la demanda, donde además detallan que fue golpeada por otro escolar en la espalda.

En consecuencia, ella no pudo seguir en el colegio, por lo que fue retirada a mitad de año a causa de una profunda depresión que le causó el acoso escolar.

Daños a la familia

Ese mismo año, los padres de los dos estudiantes afectados recibieron una carta donde señalaban que no renovarían la matrícula de su hijo, sin entregar mayores detalles.

El padre de los niños "terminó con un infarto cerebro vascular que lo dejó en silla de ruedas y con ceguera", debido a que no aguantó tal noticia.

Es por ese motivo, que interpusieron una demanda contra el colegio. El Tercer Juzgado de Letras de Arica aseveró en un principio que el acoso no se logró acreditar "suficientemente" y que la Corte de Apelaciones indicó que eran los padres los responsables "y no el colegio", por lo que todo se definió en la Corte Suprema.

Indemnizados

Finalmente, la Corte Suprema le entregó el favor a la familia, ya que se había acreditado el acoso escolar que sufrieron los estudiantes, teniendo graves consecuencias en su entorno.

Fue así como el fallo indica que la Municipalidad de Arica deberá pagar $10 millones de pesos para cada uno de los hermanos y su madre, vale decir $30 millones en total.

Leer más de