Imagen referencial / Redes sociales

¿Qué tan saludables son los colados y picados en Chile?

  • Por Rodrigo Miño

Luego de que diera a conocer que el Gobierno está trabajando en un decreto para actualizar el artículo 502 del Reglamento Sanitario de los Alimentos (RSA), el cual establece las normas de la industria de alimentos infantiles, y que no ha tenido ninguna gran modificación desde hace más de 20 años, ha surgido cuestionamiento sobre qué tan saludables son los colados y picados que se comercializan en el mercado.

Esto además de que se conociera que la condición se contrapone con el actual panorama, donde los niveles de obesidad en niños en Chile destacan entre los más altos del mundo, y que ha desatado cuestionamiento sobre la cantidad de calorías que estas comidas podrían tener.

MIRA TAMBIÉN: Decreto busca terminar con "cuasimonopólico" mercado de los colados y picados en Chile

Al respecto, Paolo Castro, presidente del Colegio de Nutricionistas, en entrevista con Ahora Noticias, aclaró que "los colados en Chile siguen normativas que son internacionales, no es una normativa propia del país, eso quiere decir que se guían por las directrices del Codex, hay 178 países que también la aplican. Por lo tanto, tienen que ser bastante más seguros que los alimentos para la población general, por eso tienen una normativa que es especial".

"Normalmente los colados lo que traen son ingredientes relativamente de lo más fresco que puede existir (...) Tienen normalmente más preservantes mínimos y hoy, incluso, tienen una disminución en la cantidad de preservantes o aditivos alimentarios que puedan tener, porque también se ocupan otras técnicas, llámese el envase", agregó.

De este modo, Castro sostuvo que "si bien la alimentación de casa es mucho más interesante por todo lo que significa, hoy un colado que está en el mercado no es un riesgo para los niños. Cabe decir que, efectivamente, buscan reemplazar un tiempo de comida, por lo tanto, tienen las calorías o el contenido de proteínas u otros nutrientes que están dentro de esos parámetros".

Finalmente, el nutricionista hizo crítica al cuestionamiento que algunas familias le tienen a este tipo de alimentos. "Los padres tienen mucho susto en incorporar alimentos nuevos, pero no tienen tanto susto en incorporar golosinas", concluyó.