TN

"Alguien que es violador, siempre lo será": Víctima de violación en manada en Palermo declaró y se suma otra denunciante

  • Por Meganoticias

Pese a estar “muy afectada”, la víctima de la violación por un grupo de seis sujetos al interior de un auto en Palermo, declaró ante la justicia, relatando los hechos que le afectaron. A esto, se suma otra denunciante, también víctima de los acusados.

Se espera que los seis detenidos sean investigados en las próximas horas de forma telemática. Los jóvenes fueron identificados por la policía como Ángel Pascual Ramos (23), Tomás Domínguez (21), Lautaro Pasotti (24), Ignacio Retondo (22), Alexis Cuzzoni (20) y Franco Lykan (24).

Por el momento, se lleva a cabo la investigación a través de videos de cámaras de seguridad, los que captaron momentos previos y posteriores, que fueron considerados “claves” en este polémico caso, informa TN.

Estas imágenes captaron el trayecto realizado por los sujetos, además del rol que tuvo cada uno antes de secuestrar a la joven y proceder a la violación.

“Un violador siempre lo será”

Esta violación en grupo, no sería la primera vez que lo han llevado a cabo. Según otra víctima, quien conocía a uno de los imputados, Ignacio Retondo, aseguró haber sido abusada por él.

“No me sorprendió verlo en las noticias. Una persona que es violador, un perverso, lo va a ser siempre”, aseguró la mujer, relatando que lo que a ella le sucedió, fue hace seis años pero “no me puedo quedar más callada”.

“Lo conozco desde los 11 años, jugábamos al básquet en el club vecinal. Nos veíamos en partidos, eventos, pero era ‘un hola, chau’. Él me parecía un chico lindo, era alto y jugaba bien”, relata.

“Un día nos cruzamos en el cumpleaños de un conocido en común, fue el 30 de diciembre de 2015. Él estaba con su grupo de amigos, lo saludé y en un momento nos ponemos a hablar, me quiere tocar, le digo que no, que había gente y que no quería... Yo era muy chica, nunca me imaginé ni esperé eso. La estaba pasando mal”, remarca.

"Fue fuerte"

En cuanto a su silencio, justifica que en aquel momento, se echó la culpa de lo sucedido. “Me sentía culpable, creía que yo había hecho que él se comportara de esa forma. Yo no tuve la culpa, tenía 14 años, qué sabía yo de la vida”.

“Fue fuerte y tardé mucho en hablarlo. Se lo conté a unas amigas y ellas siguieron juntándose con él. Me marcó para mal”, lamenta.

Todo sobre Mundo

Leer más de