El día en que Pablo Escobar intentó secuestrar a Michael Jackson por un capricho de su hijo AFP

El día en que Pablo Escobar intentó secuestrar a Michael Jackson por un capricho de su hijo

  • Por Meganoticias

El legado que dejó Pablo Escobar parece ser infinito, pues el narcotraficante colombiano más peligroso del siglo XX es protagonista de inquietantes y aterradoras historias.

Su incalculable patrimonio, que forjó gracias al tráfico de toneladas de cocaína hacia países como Estado Unidos, lo llevó a ser uno de los hombres más millonarios del mundo, dándole la capacidad de hacer lo que él quisiera.

Fue así como también se convirtió en el autor de una hilarante y poco conocida historia, la que involucra a su hijo Juan Pablo Escobar y a una figura internacional del espectáculo: Michael Jackson. 

El día que intentó secuestrar a Michael Jackson

A principios de la década de 1990, Michael Jackson gozaba de fama mundial. Admirado por un amplio público, el artista detrás de éxitos como "Billie Jean" o "Thriller" se codeaba con grandes celebridades, incluso reuniéndose en la Casa Blanca con el entonces Presidente de Estados Unidos, George H.W. Bush.

El artista también visitó los lujosos casinos de un reconocido empresario estadounidense, que décadas más tarde también ocupó la banda presidencial estadounidense: Donald Trump.

Tantas expectativas causó esa reunión, que la prensa la denominó como "el histórico encuentro entre el hombre mágico de la música y el Rey Midas".

El fanatismo por Michael Jackson cruzó fronteras y Sudamérica no fue la excepción. En Colombia, uno que tenía el poder para hacer lo que quisiera era precisamente Pablo Escobar, que accedió a una caprichosa, pero inocente petición de su hijo Juan Pablo.

El menor ya estaba cansado de ver a los mismos artistas de talla mediana paseándose por el escenario que tenía la familia Escobar Henao en la Hacienda Nápoles, su enorme y lujosa mansión.

"Yo le dije que por qué no traíamos a alguien de talla internacional. Me acepta la propuesta y le sugiero a Michael Jackson como posible invitado. Yo era fanático y a mi padre también le gustaba", contó Juan Pablo —también conocido como Sebastián Marroquín— durante una entrevista en 2017.

"Su mente maquiavélica inclinada hacia el mal"

Al "Patrón" le pareció buena la idea. Si su hijo quería ver a una estrella mundial, él estaba dispuesto a todo por cumplir ese sueño. Sin embargo, el refrán popular "el fin justifica los medios" cobró especial relevancia.

"Parecía todo muy normal: teníamos una pista de aterrizaje privada y una cancha de fútbol para que armara todo su concierto. Yo veía fácil la logística para que él llegara, hiciera su show y se regrese a su país", comentó el hombre.

"No se sabía el costo de un concierto privado, pero con su mente maquiavélica inclinada hacia el mal, a mi padre se le ocurre que él lo invitaría a quedarse y que la salida de la Hacienda Nápoles le costaría (a Michael Jackson) 60 millones de dólares", añadió el hijo del fallecido narco.

De esa manera, lo que quería hacer el narco era recompensar a Michael Jackson por su show, pero luego el artista estaría obligado a pagarle a él para salir de la mansión.

El secuestro se habría concretado si no hubiese sido porque las autoridades y policía colombianas decomisaron la casona justo en el mismo año en que se pretendía hacer el concierto, planeado para 1993, meses antes de que el narcotraficante muriera abatido sobre un tejado de Medellín.

Todo sobre Pablo Escobar

Leer más de