Así se vivió el funeral de Diego Maradona. Reuters

En ceremonia íntima y rodeado por su familia: Diego Maradona fue sepultado junto a sus padres

  • Por Meganoticias

Con la exclusiva presencia de familiares y de su círculo más cercano, se vivió la ceremonia privada para sepultar los restos del fallecido astro del fútbol mundial, Diego Armando Maradona, quien murió a los 60 años.

Así se pudo apreciar tras el arribo del cuerpo del “10”, bajo un verdadero caos, desde la Casa Rosada hasta el cementerio de Bella Vista, ubicado a 40 kilómetros del centro de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Esto porque los fanáticos se volcaron en masa a las calles para acompañar el cortejo fúnebre y brindar su último adiós al retirado futbolista, quien murió a causa de un paro cardiorrespiratorio.

Ya en el campo santo se pudo apreciar a su exesposa, Claudia Villafañe, y sus hijas Dalma y Gianinna, acompañando el íntimo cortejo, además de su amigo y exmanager, Guillemo Coppola.

Este lugar, llamado Jardín Bella Vista, fue el elegido por la familia para que reposen los restos del otrora futbolista, los que descansarán junto a sus padres.

Caótico traslado de Maradona 

El velatorio público de Diego Armando Maradona en la Casa Rosada fue finalizado la tarde de este jueves tras diversos incidentes y cerca de las 17:30 horas el féretro abandonó la sede de Gobierno con rumbo al cementerio. Durante el trayecto, fue despedido por miles de personas que se acercaron al cortejo.

El entierro del exjugador, quien falleció el miércoles por un paro cardíaco a los 60 años, se realiza en un cementerio en la periferia de Buenos Aires, donde están enterrados sus padres. En el lugar se realizará una ceremonia privada con sus más cercanos.

Masivo adiós

Miles de personas saludaron este jueves el cortejo fúnebre de Diego Maradona durante el trayecto al cementerio privado en la periferia de Buenos Aires tras partir de la sede del gobierno argentino, donde se realizó el velorio. 

El cortejo partió desde la Casa Rosada luego de que se registraran incidentes en el centro de Buenos Aires con hinchas del ídolo del fútbol argentino. 

Durante casi 10 horas desfilaron frente al féretro miles de personas pero al anunciarse un inminente cierre de la despedida se desataron los incidentes. Parte de la multitud que esperaba se volvió a sus casas sin poder dar su último adiós al ídolo.

Miles de personas aplaudieron y aclamaron al 10 al paso del cortejo, pese a que la caravana fúnebre, rodeada de motos policiales subió raudamente a la autopista, presumiblemente para evitar otros incidentes y demoras en el camino.

Los fanáticos esperaron el paso del cortejo a la vera de la autopista que conduce al cementerio, en los puentes, en las terrazas, en una despedida emotiva llena de color futbolero.

Al paso del auto fúnebre la gente hacía sonar las bocinas de sus vehículos  agitando banderas y arrojando flores a su paso.

Los incidentes

Los incidentes dentro de la Casa Rosada, con hinchas que coparon los patios internos de la sede del gobierno argentino, obligaron a retirar el féretro de Diego Maradona de la capilla ardiente y dar por finalizado el velatorio en forma anticipada.

En varias calles del centro de Buenos Aires, cerca de la sede gubernamental, la policía reprimió con balas de goma y gases lacrimógenos a grupos de hinchas que arrojaban botellas y piedras.

En varias calles del centro de Buenos Aires, cerca de la sede gubernamental, la policía reprimió con balas de goma y gases lacrimógenos a grupos de hinchas que arrojaban botellas y piedras.

Los desmanes ocurrieron cuando la policía intentó poner un límite a la fila de personas cuando faltaban dos horas para el final del velatorio, según el horario previsto inicialmente (16 horas local).

Los incidentes obligaron a una extensión del velatorio por tres horas hasta las 19 horas, pero la confusión contribuyó a alimentar los desbordes que la policía reprimió en forma desordenada, generando corridas generalizadas.

Muchas personas, creyendo que el cortejo fúnebre desfilaría sobre la avenida 9 de Julio permaneció en el lugar, pero fueron también reprimidos en un ambiente de caos generalizado que incluyó violentas reacciones contra la policía.

Imágenes de televisión mostraron numerosos heridos de bala de goma y detenidos, aunque no hay información oficial.

En tanto las puertas de la Casa Rosada se cerraron para el ingreso del público que permanece en la Plaza de Mayo a la espera de despedir los restos de su ídolo.

Cobertura Completa