Estas son algunas de las enfermedades que explicarían por qué subiste de peso

Existen variadas razones por las que una persona podría subir de peso. Muchos lo adjudican inmediatamente a los hábitos alimenticios y la frecuencia con la que se hace ejercicio, pero existen abundantes explicaciones para que tus pantalones no calcen como antes. 

 

Pexels

 

Por un lado, el estrés, ciertos medicamentos y desbalances hormonales podrían estar asociados. Pero también se podría explicar por algunas enfermedades, especialmente cuando el aumento de peso parece ser repentino y sin explicación alguna. 

Conoce cuáles son algunos de los diagnósticos médicos que se manifiestan con un repentino aumento en los kilos corporales. 

Problemas en la tiroides 

Una de las condiciones más habituales en la población son las alteraciones endocrinas de la tiroides, como hipotiroidismo, hipertiroidismo o la tiroiditis de Hashimoto.

 

Específicamente, en el caso del hipotiroidismo, los pacientes pueden notar un aumento de peso debido a que se enlentece el metabolismo. Adicionalmente, pueden presentar síntomas como:

  • Intolerancia al frío.
  • Fatiga.
  • Uñas y cabello delicado.
  • Dolor de articulación y rigidez muscular. 
  • Constipación.

Depresión 

Este problema de salud mental también podría alterar el peso corporal. En algunos casos se puede tratar porque cuando tienes depresión puedes dejar de hacer actividades que previamente seguías, como ejercicio o simplemente moverte con regularidad, pero también podría ser por un problema interno. 

"Las personas con este trastorno del estado de ánimo suelen tener niveles más altos de la 'hormona del estrés', el cortisol, que puede hacer que se acumule grasa alrededor de la barriga", escribieron en el sitio WebMD.

Síndrome de ovario poliquístico

Este síndrome aparece cuando los ovarios producen más hormonas masculinas que las femeninas, de manera que los ovarios están recubiertos por quistes que contienen líquido y folículos.

Se manifiesta con periodos menstruales irregulares, más vellos corporales de lo habitual (en el rostro, brazos, pecho, espalda o glúteos), aumento de peso, pérdida del cabello, piel grasa y/o acné, entre otras manifestaciones.

Si bien, se trata de un problema por el cual se desconoce su origen, este puede ser tratado con anticonceptivos.

Problemas en los riñones

Los riñones son los órganos responsables de filtrar las toxinas que recorren el cuerpo a través del sistema circulatorio, para luego eliminarlos a través de la orina.

Cuando las pequeñas estructuras no alcanzan su potencial de acción, puede resultar en una acumulación de líquidos en el organismo, lo que podría resultar en un eventual aumento de peso. 

Más que un crecimiento del tejido de grasa, el cambio corporal se deberá por la retención de agua y podría ser más notorio en las piernas, tobillos o los pies. 

Síndrome de Cushing

Esta enfermedad es una condición que se presenta por un exceso de la hormona cortisol. Normalmente, la sustancia es responsable de regular la presión sanguínea y la concentración de glucosa en la sangre, pero cuando aumenta su producción, también crecen las células de grasa en el abdomen y en la base del cuello. 

Quienes tienen este síndrome no solo aumentan de peso y su acumulación de tejido adiposo en los sitios específicos, también tienen estrías de color morado o púrpura en abdomen, muslos, mamas y brazos, junto con piel frágil en la que aparecen moretones fácilmente. 

Este artículo está diseñado para informar y no pretende dar consejos o soluciones médicas.

Consulte siempre a su doctor o especialista si tiene dudas sobre su salud o antes de iniciar un tratamiento.

Todo sobre Salud

Leer más de