Ataca mientras descansamos: Estudio revela que la metástasis del cáncer es más agresiva durante la noche

  • Por Monserrat Saavedra

Un grupo de investigadores suizos tuvo un revelador descubrimiento sobre el comportamiento y la proliferación del cáncer en el organismo: descubrieron que las células malignas responsables de la metástasis aumentan su circulación y son más efectivas durante las horas de sueño. 

Luego de obtener pruebas de sangre de pacientes con cáncer de mama con metástasis, a las 10 de la mañana y otra a las 4 de la madrugada, descubrieron que la concentración celular aumentaba considerablemente, hasta en un 80% durante las horas que debían ser de descanso.

La metástasis es el proceso por el cual los tumores se esparcen por el cuerpo. Dependiendo de la ubicación que tenga la masa, esta libera células tumorales circulantes a los sistemas linfáticos y circulatorios, los que funcionan como grandes carreteras por las cuales viajan y se implantan en diferentes órganos. 

Originalmente, se pensaba que estas células eran constantemente emitidas por la masa, pero este nuevo trabajo desafía los conocimientos previos. 

¿Cómo se realizó el estudio?

Luego de ver que los resultados de las pacientes con cáncer de mama se repetían en roedores, analizaron si es que estos se sostenían al modificar sus patrones de sueño.

Y así fue, incluso luego de cambiar sus horarios y administrarles hormonas para inducir el sueño, los niveles de células tumorales circulantes se mantenían elevados mientras dormían.

Los expertos detectaron que las diferentes células tumorales circulantes aumentaban hasta en 278 veces su concentración cuando eran muestreadas en ciclos de descanso. 

Incluso, lograron determinar que las células que circulan de noche son mucho más efectivas en producir la metástasis e implantarse en un nuevo órgano. 

¿Por qué cambia mientras duermo?

El comportamiento de las células malignas en el cuerpo sería más complicado y relacionado con las funciones del organismo de lo que podríamos imaginar. En este caso, se plantea que el ciclo circadiano está directamente involucrado.

Estos ciclos definidos por las horas de actividad y descanso, determinan las horas de sueño, la temperatura del cuerpo, apetito y las hormonas que secreta el cuerpo para funcionar. 

En este caso, los expertos determinaron que la liberación de hormonas, como la testosterona y la insulina, que ocurren principalmente durante el día, estarían relacionadas directamente con la cantidad de restos de tumores que se pueden identificar.

¿Tengo que dormir menos?

Si bien, dormir podría parecer algo peligroso después de conocer estos resultados, los efectos de esta publicación no influyen en el estilo de vida de los pacientes (y siempre debes priorizar el descanso para que tu cuerpo se recupere)

En cambio, este nuevo conocimiento plantea desafíos y oportunidades para los médicos y especialistas que tratan a pacientes o investigan el cáncer. 

"Esto puede ser muy importante porque se ha visto que la radiación es mucho más efectiva si se aplica cuando el tumor está en fase de actividad, multiplicándose, y no en la fase de descanso. Es posible que a veces estemos bombardeando cuando el enemigo está protegido dentro de su búnker", explicó a El País, Andrés Hidalgo, investigador del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares.

Todo sobre Cáncer

Todo sobre Estudios científicos