Esta es la dieta que podría ayudar a prevenir el cáncer de páncreas

  • Por Monserrat Saavedra

El cáncer de páncreas es una enfermedad que se presenta cuando células malignas se multiplican en el órgano, formando malignos tumores. 

Es una condición que, a diferencia de otros tipos de cáncer, como el de pulmón, por ejemplo, no tiene factores de riesgo que puedan ser completamente evitables.

Para disminuir las probabilidades de diagnóstico, la Sociedad Americana del Cáncer recomienda dejar de fumar, evitar tomar alcohol, la exposición a ciertos químicos, mantener un peso saludable, hacer ejercicio y tener una dieta saludable.

¿Qué alimentos ayudan a prevenir las posibilidades de diagnóstico?

Frutas y verduras 

 

Unsplash

 

Las dietas más saludables han demostrado ser aquellas que tienen una mayor proporción de frutas y verduras frescas y una baja ingesta de comidas y azúcares refinados. 

Según la Sociedad Americana del Cáncer, se recomienda consumir, al menos, entre dos tazas y media y tres tazas de verduras para poder prevenir el cáncer. También aconsejan incluir entre una y media y tres tazas de frutas, dependiendo de las recomendaciones calóricas de cada persona.

Ácido fólico

 

Pexels

 

Los folatos son un tipo de vitamina, B-9, esencial para tener células saludables y la formación de los glóbulos rojos.

Según explican en Cancer.Net, este nutriente estaría asociado con el cáncer de páncreas, ya que las personas con una deficiencia tendrían más probabilidades de ser diagnosticadas.

De forma natural se puede encontrar en garbanzos, interiores como la panita y en verduras de hojas verdes, como coles de Bruselas, brócoli, kale, repollo y espinaca.

El ácido fólico es un formato de este que se formula en laboratorio y se agrega como suplemento en alimentos enriquecidos, como las harinas y todos los productos derivados de esta.

Té verde

 

Unsplash

 

Gracias a que esta bebida contiene una gran variedad de beneficiosos antioxidantes, se ha investigado por sus diversos aportes a la salud, los que podría incluir cierta protección a ante la oxidación celular y el cáncer.

Almidones ricos en fibra

 

Pexels

 

Algunos de estos alimentos podrían aportar una variedad de nutrientes, incluidos folatos extras, que podrían beneficiar tu salud.

Algunos de los almidones altos en fibra que podrías consumir son las papas, legumbres como porotos y lentejas, avena, arroz integral y quinoa.

Este artículo está diseñado para informar y no pretende dar consejos o soluciones médicas. Pregúntele siempre a su doctor o especialista si tiene dudas sobre su salud o antes de iniciar un tratamiento.

Todo sobre Alimentación saludable

Todo sobre Cáncer